• Caracas (Venezuela)

Más Deportes

Al instante

Rigo Sarmiento comenzó actuaciones en Estados Unidos

El látigo venezolano se marchó el miércoles pasado y el viernes montó a Aristocrat Again en la octava carrera de Histledown 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hipismo Se fue decepcionado de la hípica en Venezuela

Rigoalberto Sarmiento, considerado como uno de los jinetes más destacado de los últimos tiempos en Venezuela, decidió buscar nuevos horizontes en los hipódromos de Estados Unidos.

El látigo, de 39 años de edad y más de 1.210 victorias de por vida, salió el miércoles pasado para cumplir actuaciones en Histledown, Gulfstream Park, Calder Race Course y Cleeveland, circuitos en los que realizó 63 visitas al recinto de ganadores en las temporadas de 2005 y 2006.

Sarmiento considera que los tiempos han cambiado y ahora le cuesta mucho conseguir compromisos con posibilidades de demostrar sus cualidades como jinete en La Rinconada.

“La inseguridad reinante en el óvalo de Coche, el atraso en el pago de premio y la negativa en aumentar los mismos, son otras de las causas que originan el éxodo de profesionales hípicos a Estados Unidos”, dijo.

Sarmiento salió el miércoles y en la octava carrera del viernes montó al ejemplar Aristocat Again en el circuito de Histledown, ubicado en Ohio.

-¿Cuándo decidió marcharse?

-Desde hace tiempo le comuniqué a mi familia la inquietud de probar suerte en otros hipódromos, ya que lamentablemente, la figura del jinete espectáculo en Venezuela se perdió. Hoy en día no existe un aliciente por parte de las autoridades hípicas para una profesión que exige tanto sacrificio.

 -¿Recibió oferta para correr en algún hipódromo en particular?

-No. Decidí probar suerte en los óvalos de Florida, debido a la situación de la hípica venezolana que no garantiza seguridad y bienestar para los látigos. Comenzaré en Histledown y a medida que consiga oportunidades montaré dónde sea necesario.

-¿Qué futuro le ve a la hípica en Venezuela?

-No le auguro un futuro alentador. Es necesario hacer un cambio radical y nombrar directores que quieran y sientan amor por el hipismo. Que incentiven a los jinetes, entrenadores, caballerizos, capataces y trabajadores, que son el pilar de la actividad en el país

-¿Cuáles son los enemigos de la hípica?

Indudablemente que las mafias que operan desde las oficinas son las principales causas de lo que ocurre en el desempeño de las careras.

-¿Cómo se podrían combatir?

-Aumentando el pote de premio y cancelar al día a propietarios, entrenadores y jinetes. No es posible que los dueños de caballos pasen hasta 10 meses para cobrar un premio que gana su ejemplar. Lo único que han aumentado en el hipódromo son las multas a los jinetes.

-¿Qué opina de los últimos directores que ha tenido el INH?

-Cada vez que llega un nuevo director a la institución, lo primero que hace es culpar al gremio de jinetes por las irregularidades que se registran en carreras, pero no realizan un estudio del riesgo y condiciones que tienen los látigos para participar en competencias públicas.

“Ambulancias en mal estado, una pista que no recibe el mantenimiento adecuado y un Servicio Médico sin los insumos necesarios para atender a un paciente, son parte de los riesgos que corremos los jockeys en Venezuela”, afirmó.

-¿Cómo fue su primera experiencia en Estados Unidos?

-En el poco tiempo que monté allí asimilé el doble de lo que se aprendí aquí en 13 años. Es un hipismo desarrollado en el que los profesionales reciben el respecto que se merecen.

-¿Por qué regresó?

-El clima y extrañé mucho a mi familia que en esa oportunidad no me acompañó.

“Es lamentable que entrenadores como Oscar González, Gustavo Delgado, Bernardo López, Antonio Sano, José Garóffalo, Juan Andrés Rodríguez y otros destacados, emigraran a Estados Unidos por la situación que atraviesa la hípica en el país”, afirmó.

Sarmiento manifestó que no era posible que el premio de una monta perdedora para un jinete en el hipódromo de Rancho Alegre, Ciudad Bolívar, sea de 10 bolívares, mientras que las mafias apuestan millones en cada jugada.

Javier Castellano, Carlos Andrés Olivero, Santiago González, Ángel Alciro Castillo y su hijo Ángel Alciro, Daniel Centeno, Júnior Alvarado, Abel Castellano y Samy Camacho, son algunos de los látigos venezolano que han emigrado a los hipódromos de Estados Unidos.

 

LaFrase:

“Es necesario hacer un cambio radical y nombrar directores que quieran y sientan amor por el hipismo”

Rigoalberto Sarmiento

JINETE 

@Carpintero26

aaponte@el-nacional.com