• Caracas (Venezuela)

Más Deportes

Al instante

Diseñador rechazó denuncias de plagio en el logo de las Olimpíadas Tokio 2020

El diseñador japonés Kenjiro Sano junto el logo de los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio  | Foto AP

El diseñador japonés Kenjiro Sano junto el logo de los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio | Foto AP

El japonés Kenjiro Sano aseguró que su diseño es original y que se inspiró en el logo del diseñador Yusaku Kamekura para las Olimpíadas de Tokio 1964

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diseñador japonés Kenjiro Sano rechazó la denuncia de que copió el emblema de un teatro belga cuando creó el logo de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sano dijo en conferencia de prensa que su diseño es original y que jamás vio el emblema del Theatre de Liege antes de crear el logo.

El diseñador belga Olivier Debie ha pedido al Comité Olímpico Internacional y los organizadores de los juegos de Tokio que cambien el logo porque es demasiado similar al creado por él para el teatro en Lieja.

"Estoy sumamente sorprendido por las declaraciones del diseñador belga", dijo Sano, y añadió que las denuncias de plagio le causaron sorpresa y tristeza. "Quiero aprovechar esta oportunidad para declarar que sus denuncias son totalmente infundadas".

Sano dijo que su diseño usa una letra "T" de una fuente utilizada ampliamente. La letra representa a Tokio y las palabras en inglés "team" (equipo) y "tomorrow" (mañana). Añadió que el círculo rojo se inspiró en el logo del diseñador Yusaku Kamekura para las Olimpíadas de Tokio 1964.

El logo del teatro, creado en 2013, tiene una "T" similar blanca sobre un fondo negro.

Los organizadores de Tokio dijeron que investigaron marcas registradas en Japón y el extranjero antes de aprobar el logo. El emblema del teatro belga no es una marca registrada.

Hidetoshi Maki, director de mercadeo de Tokio 2020, dijo que los auspiciantes ya están usando el logo.

La polémica representa un nuevo revés para los organizadores de Tokio, que la semana pasada ofrecieron disculpas al COI por modificar el diseño original del estadio olímpico en medio de críticas generalizadas por el costo.