• Caracas (Venezuela)

Marta Colomina

Al instante

El poder absoluto corrompe absolutamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De vivir hoy Lord Acton, habría  pronunciado  un aforismo más lapidario aun que el expresado en 1867: “El poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Al  ver a la Venezuela con las mayores reservas de crudo del mundo y con más de 1 millón de millones de dólares de ingresos recibidos durante la bonanza petrolera, convertida hoy en un país quebrado, donde reinan la miseria, la inseguridad, la tiranía, las enfermedades y la represión, el ilustre historiador y político británico comprobaría con creces lo expresado por él hace siglo y medio. En la Venezuela de Maduro la corrupción es absoluta en todos los órdenes. La opinión pública interna y externa aún espera una explicación del régimen sobre la detención hecha por la DEA, en Haití, de dos sobrinos de la pareja presidencial, acusados de presunto narcotráfico y presos en una cárcel estadounidense. El País de Madrid  destaca que “el gobierno no ha hecho un pronunciamiento oficial, aunque la cúpula del chavismo empieza la defensa de los familiares” con excusas como que “nadie puede estar a las 10:00 de la noche preguntándose qué estará haciendo un pariente suyo. Son personas mayores de edad y responsables de sus actos”. Otros acusan que los dos sobrinos “fueron secuestrados por el Imperio para dañar la revolución bolivariana”. Un diputado chavista pretexta que “todos tenemos una familiar que ha podido caer en una situación de esas” y otro más culpó a Estados Unidos y a la oposición de “manchar el honor” de Cilia Flores. Tales evasivas obvian datos tan relevantes como que: 1) los dos sobrinos iban provistos de pasaportes diplomáticos; 2) que la DEA tendría grabaciones orales y gráficas de sus andanzas por Honduras en busca de apoyo para el presunto envío de 800 kilos de cocaína a Estados Unidos y 3)  que al menos un oficial activo pilotaba el jet que los llevó a Haití. El corresponsal de ABC en Estados Unidos señala que “la Casa Militar de Maduro habría custodiado el traslado de sus sobrinos”, quienes están siendo defendidos en Estados Unidos por el despacho Patton Boggs, el mismo que tiene contrato corporativo con Pdvsa y Citgo y cuyos honorarios no bajan de 1 millón de dólares. Todo apunta a que la defensa  de los sobrinos estaría siendo pagada con dinero público.

La acusación del espía norteamericano exiliado en Rusia, Edward Snowden, de que la NSA estadounidense espiaba a Pdvsa, es llover sobre mojado. Las delictivas cuentas de la Pdvsa rojita y las sórdidas andanzas de sus directivos, hace tiempo que son vox populi en la prensa mundial, y no cesan: “Una trama vinculada al chavismo blanqueó 1.400 millones de euros  en Andorra”, informó el diario ABC (05-11-2015) en cuyo texto de 3 páginas se documenta que “la petrolera estatal venezolana está en el epicentro de la red corrupta investigada”, con datos provistos por la Banca  Privada de Andorra y la policía de ese país. Su editorial habla por sí solo: “El chavismo, un paraíso de corrupción”.  

El obsceno control de los poderes públicos al servicio de la “tiranía” de Maduro es también corrupción absoluta. “Hoy la Constitución es violada, no accidentalmente, ni por simple negligencia, sino porque el poder considera que es obstáculo para imponer su dominio político estatista absoluto”, escribe el jesuita Luis Ugalde (El Nacional 19-11-2015), y añade: “Son enemigas de la ‘revolución’ la constitucional separación de poderes, la FAN apartidista, las alcaldías y gobernaciones que impiden todo el poder para las comunas (partidistas, sometidas al Ejecutivo con asignación discrecional de dinero), la educación plural con responsabilidad de los padres, las universidades autónomas y la empresa y la propiedad privada que la Constitución defiende”.

Datanálisis revela que la oposición lleva 35 puntos de ventaja para las parlamentarias del 6-D, y la encuestadora Delphos registra un rechazo al gobierno superior a 80% y aumento de la intención de voto para la MUD en zonas que eran chavistas. Cuando la diferencia fue pequeña, el fraude era más fácil para las 4 chavistas del CNE y las prácticas violentas en las mesas electorales de militares y paramilitares del oficialismo. (El acoso oficial suele ser tan feroz que el cardenal Urosa pide a grupos armados del gobierno que no rodeen los centros de votación). Hoy la enorme diferencia a favor de la MUD ha creado una matriz de opinión mundial imposible de borrar con los típicos fraudes oficiales. La carta del secretario general de la OEA a Tibisay Lucena citando las muchas irregularidades electorales que benefician al gobierno, se hizo viral en las redes sociales. Con ella Luis Almagro se ha hecho merecedor del respeto y admiración de los demócratas del mundo.

Maduro hizo caso omiso de la solicitud de la ONU de levantar el estado de excepción en los estados fronterizos con Colombia porque viola las garantías constitucionales de cara a las elecciones del 6-D. Desoyó a la OEA en su petición de una observación electoral confiable y especializada.  Rechazó a los miembros del Tribunal Electoral de Brasil (Maduro y Tibisay se negaron a que el reconocido jurista Nelson Jobim, ex presidente de la Corte Suprema de Brasil, estuviera al frente de la misión de Unasur) y negaron también el ruego de 157 congresistas de Estados Unidos, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Perú de aceptar la observación de la OEA y la UE en las parlamentarias. Así que quienes integran la misión de “Unasur” han sido escogidos al gusto rojito de Maduro y Tibisay. El ex presidente Leonel Fernández siempre ha defendido el chavismo, al que le debe favores, al igual que Samper, tolerante de los desmanes de Maduro. Aunque a su llegada dijeron que “el mandato es no parcializarnos con nadie”, su petición a la MUD de que las partes firmen un documento prometiendo reconocer desde ahora los resultados electorales controlados por “árbitros” tan tramposos, muestra su tendencia a favor del gobierno. Confiemos en que la MUD ratifique su negativa a tal suicidio.

Esta semana Maduro amenazó con lanzarse a las calles si la oposición gana el 6-D: “En la calle somos candela con burundanga”, dijo con la vulgaridad de siempre. Y añadió: “Les apagamos el televisor y nosotros sabemos cómo...”. En cadena acusó al Comando Sur y a la oposición de planificar un apagón para el 6-D, lo que revelaría su propio plan de obstruir el proceso electoral del que se sabe perdedor. Lleva días anunciando la activación de comandos de milicia y entrega de equipos antimotines a la GNB, para continuar con su inútil política del miedo. Así que a responder el 6-D con la avalancha de votos más alta de nuestra historia que rescatará nuestra democracia.