• Caracas (Venezuela)

Maritza Izaguirre

Al instante

La urgencia del cambio en la Asamblea

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El deterioro creciente de las condiciones y calidad de vida del venezolano obliga a rectificar acerca del modelo de desarrollo adoptado, el cual, de acuerdo con los indicadores disponibles, no ha logrado disminuir los índices de violencia, crear un sistema judicial que facilite el acceso a todos por igual, fortalecer el aparato institucional, reflejado en instituciones eficientes y eficaces, responsables por su gestión, lo que facilitaría la presencia de una economía sólida, en expansión y crecimiento sostenido, creadora de empleo digno y riqueza, lo que llevaría a una mayor inclusión y equidad, objetivos por todos compartidos.

De allí la importancia del voto el 6 de diciembre. Lograr un cambio en la composición de la Asamblea implica abrir una compuerta a la participación y a la discusión tan necesaria para consensuar los cambios que faciliten el cambio de rumbo. Una sociedad que combata la inseguridad, recupere un marco normativo y legal que facilite la inclusión y el acceso a la justicia, permita la participación política respetando las diferencias y los derechos ciudadanos consagrados en la Constitución.

Instituciones públicas que mejoren en su desempeño, recuperando su capacidad de planificar a mediano y largo plazo, logrando ejecutar los programas y proyectos tan necesarios para el desempeño económico y social del aparato productivo y la vida ciudadana.

Promover desde la Asamblea la recuperación del aparato productivo, estimulando la inversión pública y privada, facilitando la creación de empleo mediante la revisión del marco laboral, facilitando la participación del sector privado en nuevas iniciativas, apoyando la inserción laboral temprana de los jóvenes, entre otros.

Apuntalar las iniciativas dirigidas a una mayor descentralización de la gestión, facilitar la participación de la sociedad civil organizada, juntas y consejos comunales, actuando en una misma dirección para fortalecer la gestión a escala regional y local.

Estimular la creación de conocimiento e innovación apoyando la educación superior y la investigación, mediante la revisión del mecanismo presupuestario, incentivando la participación público-privada en el desarrollo científico técnico, en especial en áreas de interés comunes en busca de una mayor productividad.

Analizar y evaluar propuestas relativas a la normas existentes en cuanto a la respuesta oportuna del Estado a situaciones de emergencia, ya sea originadas por desastres naturales o situaciones excepcionales, ya sea de orden político o económico, derivados de crisis externas, tales como la caída brusca del valor de nuestras exportaciones, el tráfico de ilícitos, lavado del dinero, entre otros, que en el mundo de hoy globalizado juegan un papel relevante y atentan contra la seguridad del Estado.

La variedad de los temas a tratar obliga a una participación plural, donde todos estemos representados; en ella se discutirá nuestro futuro, de allí la importancia de nuestra participación. Por lo tanto, a votar para recuperar la voz y representación de la ciudadanía en una verdadera democracia.