• Caracas (Venezuela)

Maritza Izaguirre

Al instante

Maritza Izaguirre

Aprender del pasado

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esta nota hace referencia a la recién publicada obra La Venezuela civil: constructores de la República, que recoge textos del presidente Caldera redactados en homenaje a distinguidos venezolanos, compañeros en el desafío histórico que les tocó vivir: la construcción de un país democrático y civil, entre ellos los presidentes Rómulo Gallegos, Rómulo Betancourt y Raúl Leoni; los parlamentarios Andrés Eloy Blanco y Jóvito Villalba; el intelectual y figura pública Arturo Uslar Pietri, y los compañeros de partido Lorenzo Fernández, Nectario Andrade Labarca y Mauro Paéz Pumar, a quienes en diferentes circunstancias rindió homenaje y que hoy el Grupo Editorial Cyngular recoge, iniciando así la Biblioteca Rafael Caldera.

La lectura revela el esfuerzo de una generación nacida en la primera parte del siglo XX, dominado por la presencia del general Gómez, quién ejerció férreamente el poder, restringió las libertades individuales y controló la disidencia. En ese entorno nació un grupo de ciudadanos que con su vida demostraron que con compromiso, esfuerzo y tenacidad se puede lograr el cambio.

De la lectura se desprende la presencia de elementos comunes, educación básica de calidad, entornos familiares estructurados, que facilitó su ingreso a la educación superior en las universidades nacionales y a la formación intelectual, que los condujo al debate sobre las alternativas de cambio y, muy importante, conocerse y respetarse entre ellos.     

Para algunos, el camino no fue fácil: prisión, exilio y grandes sacrificios personales. Sin embargo, compartieron desde los movimientos juveniles y luego los partidos estructurados, el objetivo de convivir en el futuro en un país libre, civil, conducido sin abusos y arbitrariedades, derrotando la tesis del caudillo necesario. Se inicia así el largo camino de la construcción de la República civil.

De allí la importancia de que el movimiento estudiantil del presente reconozca en estos personajes lo que se puede lograr cuando, a pesar de las diferencias, en circunstancias especiales, debe prevalecer el reconocimiento del uno por el otro, respetando las diferencias, pero con el claro objetivo de superarlas cuando está en juego la formación de un gobierno civil y democrático.

Fue así que los personajes mencionados, a lo largo de los años, lograron pactar cuando era prudente, combatir la dictadura, asegurar una transición y lograr la estabilidad de la tan deseada democracia representativa, de la cual mi generación se siente orgullosa, ya que nos brindó la oportunidad de crecer y participar en esa Venezuela hoy tan golpeada por las circunstancias actuales.

Para ellos nuestro agradecimiento, y en especial al presidente Caldera, por el gesto de recoger en estas semblanzas el testimonio de compatriotas que dieron todo por lograr una Venezuela digna y democrática.