• Caracas (Venezuela)

Marianella Salazar

Al instante

Marianella Salazar

La oposición inútil

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La dirigencia opositora por simple cobardía o complicidad, no puede continuar en el triste papel de “apagafuegos”, para que este gobierno fraudulento de Maduro termine su período constitucional en el año 2018, e instaure el comunismo a la cubana, copia fiel de la dictadura castrista.

En las insufribles colas que se hacen para comprar un pollo o una harina PAN, la gente desesperada está pidiendo que alguien detenga esta debacle y, como está resentida por la falta de  un liderazgo político que sepa asumir este barranco y no  deje su responsabilidad en las manos y “tiempos perfectos de Dios”, es precisamente por eso que está asomando y deseando otras salidas, como las que derrocaron la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, cuando tantos líderes democráticos arriesgaron el pellejo.

En cualquier parte se escucha: “¿Y es que los militares no harán nada”? La dirigencia tiene que actuar, las esperadas iniciativas de calle, de la Movida Parlamentaria, liderada por María Corina Machado y Leopoldo López, entre otros, han sido bien acogidas y tienen el respaldo y la presencia del alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, que ha demostrado el oficio y la coherencia política que exige un período tan desgarrador y traumático como el que estamos viviendo en Venezuela.

Alguien con el coraje y la sindéresis de Ledezma tiene que canalizar la indignación, la impotencia y la desesperanza que sentimos los ciudadanos al ver cómo el gobierno, a paso de vencedores, continúa –sin que nadie le haga resistencia– castigándonos con sus desmanes en la economía y favoreciendo la impunidad del hampa, para mantenernos aterrorizados e inmovilizados por el miedo, que es el factor determinante para la existencia de las dictaduras y regímenes totalitarios.

Ledezma, hasta ahora, ha sido el único que ha tenido un par de esféricas, las que exige el momento, para decirle a Maduro en su cara que el único plan de la patria es el de la Constitución nacional, como se lo afirmó en la reunión de alcaldes convocada en Miraflores, donde le habló sin ningún complejo y con mucha contundencia sobre todos los graves problemas nacionales y hasta le exigió una ley de amnistía para los presos políticos y exiliados.

Vuelvo a repetirlo y escribirlo una vez más: esto no está pa’ muchachos. Necesitamos dirigentes que no claudiquen, ni se bajen los pantalones ante un gobierno tan incapaz y corrupto como el de Maduro, que mantiene el país desabastecido hasta de productos básicos, con una inflación histórica y en un permanente “toque de queda” decretado por la delincuencia, que es su aliada ideológica, como son también los colectivos armados hasta los dientes, al servicio de la revolución y el crimen.

La purga

La MUD no debe servir de muro de contención del gobierno, nada hay más inútil en política que una oposición útil. Hay una realidad que puede sobrepasarnos y reventar en cualquier momento, es el descontento en el sector militar, actualmente revuelto, tanto que Diosdado Cabello le advirtió a la Fuerza Armada que no puede aliarse con la burguesía, es decir, con la oposición y públicamente le ha pedido a “quien ande en cosas raras, que aún tiene tiempo de arrepentirse”.

Así estará la situación interna entre los militares, cuando un hombre que viene de sus entrañas tiene que mandarles un mensaje a través de los medios de comunicación en vez de hacerlo en sus visitas a las guarniciones. Las investigaciones anunciadas a militares que incurren en ilícitos revelan que está en marcha una purga porque saben que tienen el juego trancado.