• Caracas (Venezuela)

Marianella Salazar

Al instante

Fecha de contención

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Maduro pretende pasarse el resultado electoral por el arco del triunfo y ordenó a los oficialistas “prepararse en todos los escenarios y ganar el 6-D ‘como sea”. Maniobran para evitar la derrota aplastante que recibirán en diciembre, por eso el TSJ prepara la remoción de 20 diputados de la MUD, para sustituirlos por unos patéticos disidentes de Copei sometidos a obediencia gubernamental. Es una maquinación de última hora, como muchas otras que se implementan con magistrados, rectoras del CNE, jueces y fiscales que se guardan la Constitución y las leyes en las entrepiernas.

Con el control de la Asamblea Nacional, la oposición destapará todas las miserias y vergüenzas del régimen que han comenzado a airearse. Una exigencia democrática es la de extirpar y desinfectar la podredumbre que ha significado la pervertida “revolución bolivariana”. Ni Maduro, Diosdado o la fiscal Ortega Díaz podrán seguir tapando los graves delitos y violaciones de los derechos humanos; tarde o temprano rendirán cuentas, son muchos los Aponte Aponte y los Franklin Nieves dispuestos a dejarles el pelero.

A Maduro y compañía les queda el recurso de gobernar a través de un Tribunal Supremo de Justicia donde ejerzan total dominio para cercenar atribuciones de la nueva Asamblea. La jugarreta no saldrá bien, el 6-D es una fecha clave que, además, está sirviendo de contención a la furia de millones de decepcionados –civiles y militares– que claman por un cambio que permita rescatar la democracia para vivir con dignidad. No hay que ser vidente para visualizar que si hay fraude electoral la furia será incontenible.

 

El lodo petrolero

Los que se forraron en el trasiego de las grandes comisiones y fortunas amasadas con dineros del narcotráfico y actividades consideradas terroristas, no podrán continuar en la calle tan campantes disfrutando del botín. El expediente en Estados Unidos por delitos de lesa humanidad contra Rafael Ramírez, ex presidente de Pdvsa y actual embajador en las Naciones Unidas, es consecuencia lógica de los desaguisados de Chávez al convertir la estatal petrolera en financiadora de gobiernos revolucionarios y actividades vinculadas al narcoterrorismo como el de las FARC. Aquellos polvos trajeron estos lodos.

El 11 de febrero 2015 en esta misma tribuna y con el título “Ramírez en la puerta de atrás”, publiqué lo siguiente: “…Desvían el foco de la corrupción y las narcodenuncias hacia Rafael Ramírez, que recibió un golpe con la detención de su mano derecha, José Luis Parada, director de Producción de Pdvsa, por presuntas irregularidades administrativas. Si le quitan la inmunidad diplomática como embajador en Naciones Unidas, podrían detenerlo por las implicaciones en el caso Illaramendi, proceso abierto en Nueva York, precisamente donde está Ramírez. El ex asesor financiero de Pdvsa, Francisco Illaramendi, está preso y sentenciado a trece años por un fraude con dinero del Fondo de Pensiones de Petróleos de Venezuela. Ramírez también fue tocado por las denuncias del capitán Leamsy Salazar, y Maduro ni su gobierno han cerrado filas en solidaridad, como lo hicieron con Diosdado”.

Esta saga continuará…

Tic tac

A partir del próximo 15 de noviembre muchas industrias darán vacaciones colectivas por falta de materia prima para fabricar productos. La automotriz MMC suspende “temporalmente” operaciones en su planta de Barcelona, desde el 13 de noviembre hasta el 14 de marzo de 2016. A la falta de divisas se suma la prohibición de tomar el valor del dólar paralelo para establecer estructuras de costos, de modo que se han paralizado las importaciones en todo el comercio, que ha comenzado a bajar las santamarías.