• Caracas (Venezuela)

María Yanes

Al instante

María Yanes

El trasplante: una esperanza de vida

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La esperanzas y expectativas que tiene actualmente un total de 4.000 pacientes que permanecen en lista de espera para recibir un trasplante de órgano y/o tejido, bien sea riñón, hígado, córnea e incluso medula ósea, se desvanecen de manera acelerada cada día. El Sistema de Procura de Órganos y Tejidos en nuestro país, desde el año 2011 hasta recientemente, estuvo a cargo de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela bajo la rectoría del Ministerio de Saslud. La ONTV ha sido una institución con una historia de 15 años de actividad ininterrumpida, tratando de cumplir con su principal misión como es “la de promover y coordinar actividades de donación y trasplante a nivel nacional”, contando con un equipo de expertos multidisciplinarios en el área, la cual a pesar de las dificultades siempre trató de cumplir con sus objetivos fundamentales.

Sin embargo, en el año 2013 se comenzó a sentir la repercusión de la crisis sanitaria nacional reflejándose en la disminución de la tasa de donantes efectivos por millón de habitantes en comparación con años anteriores, por lo que a su vez, la tasa de trasplantes por millón de habitantes en el mismo año también declinó sobre todo en comparación con el año 2012. La causa fundamental de esto es que no había acceso a recursos financieros suficientes para mantener en crecimiento esta actividad.

A lo anteriormente referido, se suma la creación de la Fundación de Trasplantes de Órganos y Tejidos de Venezuela, siendo legalmente constituida por resolución administrativa contemplada en la Gaceta Oficial con fecha 8 de julio de este año. Dicha fundación, igualmente bajo la rectoría del Ministerio de Salud, ha absorbido en su totalidad todo lo referido al SPOT, además de las competencias del programa de donación y trasplante que mantenía el Ministerio en forma directa con los centros de trasplante. Entonces nos preguntamos: ¿Por qué si se había mantenido un trabajo eficaz por parte de la ONTV ejecutando el SPOT, se toma una decisión a nuestro parecer sin la adecuada planificación? Esto incide negativamente en los protocolos establecidos para estas actividades reflejadas en el descenso de la tasa promedio mensual de donantes efectivos, y a su vez, en el número de trasplantes. En consecuencia, la tasa de donantes efectivos disminuyó a 1,4 por millón de habitantes, en lo que va de 2014, y desde que se constituyó dicha fundación, hace apenas dos meses y medio, solo se han logrado 5 donantes efectivos, lo cual contrasta con la tasa de 4,51 donantes/por millón de habitantes alcanzada en 2012, históricamente la más alta para el país.

Hay mucha angustia y preocupación, no solo en los centros de trasplante, sino también en los pacientes que se encuentran en lista de espera. Mi especialidad como médico nefrólogo me permite mantener contacto con dichos pacientes y ONG relacionadas, como Codevida, que ha desarrollado una actividad extraordinaria al respecto, quienes me trasmiten la información, y por supuesto, su angustia. La realidad es que hoy en día no se están efectuando trasplantes de hígado y medula ósea, han disminuido ostensiblemente los trasplantes de córnea y riñón, no se han desplegado campañas educativas para concienciar y hacer comprender a la población la importancia y la  nobleza de salvar vidas a través de una donación voluntaria. Esto se ha hecho más ostensible durante este año en que la crisis humanitaria de salud no ha dejado de tocar ningún aspecto de la medicina venezolana, además de que se le han restado las funciones a una institución de reconocida experiencia, demostrada en 15 años, como la ONTV, la cual, a través de la línea telefónica 0800-DONANTE, mantenía una comunicación efectiva y constante en relación a la actividad de procura de órganos y tejidos entre los centros de trasplante, o bien para consultar cualquier duda que presentara alguna persona al respecto y  que pudiera ser despejada a través de un personal entrenado. Sin embargo, ahora usted llama a dicho número y se encontrará con la sorpresa que está inoperativo. Octubre es el mes de la Donación y Trasplante. ¿Por qué no se ha convocado a ningún evento que estimule la donación voluntaria de órganos? ¿Se desvanece esa esperanza de vida para estos pacientes? Ojalá las autoridades competentes y responsables en la actualidad tomen conciencia y puedan hacer realidad esa esperanza.