• Caracas (Venezuela)

María Yanes

Al instante

Mientras más amenazas, ¡Más votos!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El próximo domingo 6 de diciembre, el pueblo venezolano se someterá a una de las pruebas más importante de la historia republicana de este país y esta será la de defender la democracia. Hago esta apreciación porque es obvio que en el transcurso de los últimos 16 años hemos visto como de manera progresiva, el sistema de gobierno actual ha querido implementar un modelo “socialista”, supuestamente basado  en la justicia y la equidad desde el punto de vista social. En el año 2003, se implementó Barrio Adentro la  primera misión social, la cual fue  emblemática y con un sentido más político que social. Desde entonces se han creado aproximadamente  una treintena  de misiones de las cuales no hemos percibido un resultado positivo y fructífero. No obstante, lo que estamos viviendo es un sistema de gobierno que ha implementado un modelo hegemónico, autoritario y centralista contrario a todos los principios democráticos y que no acepta la alternancia de poderes, convirtiéndose a su vez en generador de amenazas y amedrentamiento hacia todos los que anhelan un cambio pacífico que conlleve a retomar la cultura democrática que siempre ha ostentado el pueblo venezolano.

Como ciudadana venezolana y simplemente una trabajadora más preocupada por la situación actual de nuestro país como la inmensa mayoría de todos los venezolanos, escribo estas líneas a manera de reflexión y  estoy segura muchos estarán de acuerdo. Es muy difícil no salir a  defender nuestro derecho democrático a un cambio, en un país en el que han conculcado y violentado los derechos humanos y ha mermado de manera notable la calidad de vida. El desabastecimiento de alimentos y medicinas cada día se acentúa más y las proyecciones para el próximo año no son nada positivas, además de someter al pueblo venezolano a la humillación de tener que soportar grandes colas para obtener los pocos productos básicos que pudieran conseguirse, el tener que presentar una cédula de identidad según el día que corresponda, o colocar una huella digital para poder comprar algún medicamento u otro producto, mecanismo que se ha implementado en algunos establecimientos comerciales. Los mayores ingresos petroleros que se conocen, los obtuvo este gobierno hasta hace dos años. ¿Cuáles han sido los resultados? Obviamente ninguno, ahora cuando la situación al respecto es todo lo contrario, la excusa  de una supuesta “guerra económica” es la explicación de todos los males y la gran culpable,  simplemente con el objetivo de ocultar la gran ineficiencia y corrupción en la administración de los recursos que siempre le han pertenecido al pueblo venezolano.  La vida cotidiana del ciudadano común  cada día es más difícil, no alcanza el salario producto del sacrificio y esfuerzo del trabajo para poder sobrevivir, porque a eso hemos llegado. Como profesional de la medicina y muy conocedora de la salud en el sector público, la grave  crisis  por la que atraviesa  dicho sector no ha tenido precedentes, también  se ha afectado la atención privada y adolecemos de un sistema público de salud  que condicione la  atención oportuna, eficiente y adecuada  al paciente. En conclusión, en Venezuela está prohibido enfermarse. No puedo dejar de mencionar el fenómeno de la violencia e inseguridad que sin duda se ha incrementado con la creciente impunidad. Nuestro país está sumido en una  grave crisis económica y social, se han perdido valores y aspectos éticos, esto se traduce en un deterioro de la calidad de vida de sus ciudadanos sin distingo de clases y principalmente en los sectores populares que viven del salario mínimo.

El miedo y la rabia son los sentimientos con los que se vive día a día, seguido de la desesperación por obtener alimentos y medicinas.  Por si fuera poco, ante el deseo de cambio que predomina en el corazón  de la mayoría de los venezolanos, a conciencia de que esta crisis tan compleja no se resolverá de la noche a la mañana, predomina la intimidación de los actuales gobernantes de una manera irresponsable incitando al sentimiento de agresividad de algunos grupos o sectores hacia quienes se atrevan a promulgar y convencer al ciudadano en relación a la necesidad imperiosa  de ejercer la voluntad popular de manera pacífica y democrática,  para optar por otras alternativas  tal como lo establece la Constitución. Ante estas amenazas, estoy segura que el pueblo responderá como debe ser, acudiendo a votar masivamente y sin miedo para defender el derecho de iniciar un camino democrático, lleno de libertad y oportunidades, sobre todo  para nuestros hijos y jóvenes de nuestro país que son el futuro y la esperanza.

@mariayanesh