• Caracas (Venezuela)

María Yanes

Al instante

Mortalidad neonatal: la tristeza de morir al nacer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ilusión de vivir comienza desde el mismo momento en que el ser humano es concebido en el vientre materno, esa ilusión también se transmite a los padres ya que fueron participes del milagro más grande: El inicio del ciclo vital como es la vida. Hay estudios que han demostrado que el feto en el  transcurso de su crecimiento dentro del vientre de la madre  manifiesta sentimientos como amor, dolor o miedo. Desde  esa etapa  hasta el momento del nacimiento, cuando el niño abre los ojos, se inicia lo más  universal y sagrado de todo ser humano como es el derecho a la vida. El niño recién nacido merece y debe tener todo el cuidado y atención en las primeras 24 horas hasta completar la etapa neonatal que comprende los primeros 28 días a partir del nacimiento. En el caso de que el niño al nacer sea totalmente sano no requiere de cuidados especiales e inmediatamente lo colocan al lado de su madre, lo que llamamos apego precoz. En caso contrario si nace con alguna condición que ponga en peligro su vida debe atenderse de manera oportuna e inmediata en una unidad de terapia intensiva o intermedia neonatal  para que pueda superar ese riesgo. Dichas unidades deben disponer de todas las condiciones óptimas desde el punto de vista de equipamiento y personal capacitado para alcanzar el objetivo primordial de salvar la vida de ese neonato que nació con un riesgo extremo que pudiera ocasionar un desenlace fatal. Sin embargo , estamos presenciando de manera muy alarmante, tanto por opinión de expertos o por reseñas  noticiosas de comunicadores sociales que manejan el tema de salud  fallecimiento de neonatos que son  preocupantes y que sin duda han aumentado en tan solo lo que va de año y en comparación con años anteriores. En la Maternidad Concepción Palacios, centro de referencia nacional para la atención materna y neonatal, la cifra extraoficial es cercana a 100 neonatos fallecidos en los primeros cuatro meses del año,  lo que representa un aumento  del 50% respecto al año anterior en el mismo periodo, la misma situación ha sido reportada en otros hospitales a nivel nacional. Esto es intolerable y más aún la negativa por parte de las autoridades responsables de dar cifras oficiales  acerca de la tasa de mortalidad neonatal. En la Venezuela actual nos encontramos con la realidad inocultable del aumento del embarazo precoz o adolescente el cual es de alto riesgo asociado a variables como la falta de atención prenatal, desnutrición asociada y otras condiciones que se pudieran sumar, sobre todo en las clases sociales más necesitadas ya que esto incide en un aumento de nacimientos de niños prematuros que son de alto riesgo o recién nacidos con otras patologías que deben ser atendidos en las unidades de terapia intensiva neonatal. Entonces nos encontramos con una tragedia mayor en la actualidad en relación al servicio de atención de estos niños. Con respecto a los equipos instalados en las unidades de neonatología el 50% están físicamente o electrónicamente operativos, del 50% restante tenemos un promedio de 25% que están inoperativo-recuperable y el 25% que queda esta irrecuperable. La situación se complica porque el  50%  de los equipos que están operativos  están paralizados en un 80% por falta de insumos para que puedan dar atención. Entre algunos de los equipos en falla menciono: incubadoras para recién nacidos en todas sus modalidades, lámparas de fototerapia, ventiladores para soporte respiratorio, cámaras de oxígeno, bombas de infusión, no hay material descartable como líneas e inyectadoras y otros equipos indispensables.Debo agregar la falta de soluciones hidroelectrolíticas, sustancia surfactante para la inmadurez pulmonar del prematuro y antibióticos. Además el riesgo de contaminación de los equipos e inclusive de los neonatos por la falta de agua, aires acondicionados que no funcionan, por lo que la causa  principal de muerte  en  los recién nacidos de riesgo es por infección o sepsis neonatal. El Dr. Huniades Urbina Medina, Presidente de la Sociedad Venezolana de Pediatría me manifestó lo siguiente: “Hemos hecho un llamado y  enviado comunicaciones al Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), Defensoría del Pueblo y al Consejo de Protección del Dto.Capital, resaltando la problemática grave de atención no solo de los neonatos sino de la población infantil en todas sus etapas y no hemos obtenido respuesta”. Durante la gestión del 2010 al 2013 del MPPS no se le dio importancia a la atención del Recién Nacido hasta los actuales momentos. Aspiramos que las autoridades actuales tengan el corazón y la humanidad suficiente para que no mueran más recién nacidos por todas las fallas mencionadas, ya que por la mala administración gubernamental tenemos una grave crisis humanitaria de salud jamás conocida en Venezuela .No podemos permitir que la tristeza de ver truncada una vida al nacer por dicha crisis siga invadiendo el corazón de todos los venezolanos.