• Caracas (Venezuela)

Margarita Zingg

Al instante

Margarita Zingg

Le Smoking

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A su colección Le Smoking, tomando prestado del clóset masculino esta maravillosa idea.

Con cortes diestros y de blanco y negro salieron las modelos en pasarela, dejando al mundo con la boca abierta en un momento donde las mujeres se debatían por el largo de las faldas. Desde entonces, no he dejado de tener uno en mi clóset.

Recuerdo que el primero fue blanco a lo Bianca Jagger, me lo puse para una fiesta de traje largo cuando las mujeres de este país eran consideradas de las más sofisticadas y elegantes del planeta y causó sensación. Es un estilo que no pasa de moda y está asociado con las mujeres que hacen las cosas un poquito diferentes.

Artistas como Marlene Dietrich, Catherine Deneuve, Charlotte Rampling y Francoise Hardy, todas mujeres con un sentido de la elegancia muy particular, han hecho del smoking la pieza fetiche de su guardarropa. Esta prenda sugiere que la mujer que lo lleva es una mujer más segura de sí misma, que tiene otras cosas en que pensar, que no se preocupa tanto por bordados y volantes y siempre se ve elegante.

Puede ser muy sexy y andrógino al mismo tiempo, lo importante es que tenga un corte impecable. El mío actual es negro de Armani, corte clásico y tiene diez años. Me lo pongo para matrimonios. De viaje es casi un básico pues lo mezclo con todo. Siempre me saca de apuros con una camisola blanca de seda o más informal con una camisa de piquet, camisola negra y perlas, simplemente sensacional. La chaqueta sola con jeans y camiseta irreverente funciona de maravilla.

Igualmente es vestidor con una bella falda o un vestido de cocktail.

Esta temporada el genial Raf Simons diseñador estrella de la casa Dior, reestructura Le Smoking con cortes modernos, pero impecables, y con un toque de blanco que lo hace sublime y tan del momento.

El resultado es que todas las fashionistas quieren tener uno. Los acompañantes siguen siendo los mismos: tacones altos (si es posible estiletos), una cartera tipo minaudiere, un reloj de cocktail, una interesante pulsera o un largo collar de perlas.

Por una noche, o para siempre, el smoking te hará ver y sentir una mujer verdaderamente glamorosa.