• Caracas (Venezuela)

Marcos Tarre

Al instante

Sobre políticas antidrogas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De forma seria y responsable, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos, a pesar del indiscutible éxito que su país ha tenido en la reducción del tráfico de estupefacientes y de la criminalidad en general, consciente que es un hecho aceptado que las políticas tradicionales de interdicción en materia de narcotráfico y drogas, sostenidas durante décadas por muchas naciones, nunca lograron los resultados esperados y mucho menos solucionar el problema; así como la tendencia existente hacia la despenalización de drogas blandas, y sabiendo que el próximo mes de abril, en sesión plenaria de las Organización de las Naciones Unidas se debatirá el tema de las drogas y narcotráfico (UNGASS 2016), optó por una sabia y prudente iniciativa.

En previsión del debate, el presidente Santos de Colombia solicitó al prestigioso London School of Economics and Political Science un informe especial sobre esa materia. El grupo de trabajo de investigadores y expertos del MIT, Instituto Pasteur, universidad de Oxford y Harvard, en el que figuran Eric Maskin, Thomas Schelling, Vernon L. Smith y Oliver Williamson, todos premios Nobel de Economía y la francesa Francoise Barre-Sinoussi, Premio Nobel de Medicina, entregó el pasado 15 de febrero su informe de recomendaciones, titulado After de drugs war.

Los trabajos de los diferentes expertos contenidos en el informe señalan que hasta ahora ha sido un error diseñar políticas prohibitivas mirando el problema de forma aislada y separadas de los temas de desarrollo sostenible.

El informe hace cuatro grandes recomendaciones priorizando los aspectos preventivos sociales y económicos, sobre las acciones represivas y policiales

Primero, reemplazar los objetivos prohibicionistas de la política de drogas y focalizarse en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, acordados en septiembre de 2015 por las Naciones Unidas, con la aprobación de 193 países miembros.

Segundo, ampliar drásticamente los enfoques de salud pública aumentando la prevención y tratamiento a adictos y consumidores, así como fomentar la inclusión y acceso a oportunidades para los jóvenes.

Tercero, aplicar mediante adecuadas políticas los principios de reducción de daños a la oferta, así como una asertiva gestión de los mercados ilícitos.

Y cuarto, utilizar las flexibilidades presentes en las convenciones existentes para realizar experiencias científicas en el ámbito político-social en materia de drogas, tráfico o consumo, rigurosamente supervisadas y conformes a la salud pública y el absoluto respeto a los Derechos Humanos.

La ruta que señala el informe de la LSE, que se presentará en la próxima conferencia general de la ONU, necesita “aterrizarse y traducirse” en medidas directas y concretas quede seguro irán surgiendo, pero por lo pronto ya abre opciones distintas y muy interesantes. A pocos días de publicarse el mencionado trabajo, el Departamento de Estado de Washington hizo público el "Informe sobre la Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos", en el que considera que Bolivia, Birmania y Venezuela no cumplieron con los acuerdos internacionales de lucha contra las drogas. Sobre nuestro país dice:

"Venezuela es una de las rutas preferidas para el tráfico de drogas desde Suramérica al Caribe, Centroamérica, Estados Unidos, África Occidental y Europa, debido a su porosa frontera oeste con Colombia, un sistema judicial débil, una esporádica cooperación internacional contra las drogas y un ambiente de permisividad y corrupción… No procesan de manera efectiva a los traficantes de droga, en parte debido a la corrupción política… Además, las fuerzas de seguridad de Venezuela no tienen los equipos, el entrenamiento y los recursos necesarios para frenar las operaciones de las grandes organizaciones de traficantes de drogas".

Unas horas después el presidente Barck Obama prorrogó por un año la orden ejecutiva que declara a Venezuela como “emergencia nacional” por considerar que “la situación no ha mejorado”.

Mientras todo esto sucede, en lo que va del año cuatro oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana han sido detenidos por diferentes casos relacionados con tráfico de drogas, el juicio de los sobrinos de la primera dama acusados de traficantes sigue su curso en Nueva York y la incautación de drogas en Venezuela en el 2015, según cifras de la GNB, disminuyeron en un 42,5% en relación al año anterior. En todos los países se decomisa cerca del 10% de la droga que por ellos transita, en nuestro país el porcentaje es apenas del 4,3%...

A pesar de los graves señalamientos internacionales y nacionales, en materia de drogas no se sabe cuál es la política o posición del Ejecutivo Nacional. Nuestro vecino Colombia asistirá a la próxima conferencia general de Naciones Unidas con una posición de fondo, avalada por los más destacados expertos internacionales… ¿Qué presentará Venezuela?

marcostarre@gmail.com

@marcostarre