• Caracas (Venezuela)

Marcelino Bisbal

Al instante

Marcelino Bisbal

Patología del error

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Flash 1
La economía del país está en crisis. El modelo que se ha querido imponer ha generado una terrible escasez que ha pasado, en el clima de opinión pública, a ser el primer problema que aqueja al venezolano junto con los altos precios de los productos (41%). Por su parte, el Banco Central de Venezuela apunta que 29,4% de los bienes básicos no están disponibles. El gobierno le adeuda al sector privado 26 millardos de dólares, y a este respecto alimentos, industria automotriz, salud, aerolíneas, industria petroquímica y química son los sectores más afectados. A pesar de esto, el ministro de la economía venezolana, ha afirmado: “Ustedes consideran que nuestro proyecto está fracasado. Nosotros tenemos la idea de que es profundamente exitoso. La revolución ha sido eficaz en atacar la pobreza”.  Resulta llamativo que un aliado del gobierno y además economista, el presidente de Ecuador, haya declarado: “Se han cometido, con mucho respeto, errores económicos, por ello hay problemas económicos y eso exacerba las contradicciones”.

Flash 2
Mucho se ha hablado del diálogo, de la necesidad de llegar a acuerdos. Sin embargo el gobierno se ha hecho el desentendido al no tomar en cuenta los requerimientos, siempre a discutir, que una parte del país le ha formulado. La MUD congeló las conversaciones y se retira. El Ejecutivo ha dicho: “Una cosa es tener una mesa de diálogo y otra una mesa de componendas y negociaciones. Aquí no venimos a negociar nada. Diálogo sí, pero dame esto, dame aquello, no (…) Les hago un llamado para que no se dejen chantajear desde Miami”. ¿Abogar por la libertad de Simonovis es una componenda? ¿Pedir una ley de amnistía es ir en contra de la convivencia pacífica? ¿Acordar una comisión de la verdad con actores neutrales e idóneos es una componenda urdida desde Miami? Desde Uruguay, su presidente, un político avezado, le ha dicho al gobierno: “Es importante que la sociedad pueda aminorar el nivel de confrontación que tiene. Y hay que tratar, en lugar de echar fuego, de contribuir a que exista racionalidad, porque nadie va a poder gobernar con ese clima de confrontación que tiene Venezuela”.

Flash 3
La represión y detención de estudiantes ha continuado. La protesta se ha criminalizado y esto se ha convertido en política de Estado. Ha habido 3.102 personas detenidas y jóvenes universitarios enviados a cárceles como la del Rodeo II. ¿Explicación? La fiscal general de la república nos da la respuesta: “Vamos a tener que profundizar las investigaciones y mantener a estas personas, sobre todo las que aparezcan como responsables y líderes de estas acciones, en los centros de reclusión para que respondan ante la justicia y la colectividad sienta que las instituciones están dando respuesta”.

Ese conjunto de destellos escogidos de las palabras oficiales nos hablan de que desde enero de 1999 hasta los actuales momentos se han tomado decisiones que tienen consecuencias en nuestras vidas. Desde el juego político hasta la economía, pasando por lo social y lo cultural, sin dejar de lado lo militar, se han ido diseñando políticas que apuntan a la conformación de un Estado omnipresente. El resultado ha sido la realidad del presente. ¿Cómo entender lo que está pasando al margen de lo que desde el gobierno se nos dice, propaga y acciona por todos los medios posibles?
Hacer política y pensar en política significa, según nos han dicho, darle valor a las ideas y al pensamiento, que es lo mismo que decir a las creencias, los valores, los marcos de percepción desde los cuales se ve, analiza y se contribuye a construir o reformar la realidad social. En ese sentido el sociólogo argentino Antonio Camou nos expresa que hacer política es “volver a poner en primer plano la problemática del consenso social y el desafío de la construcción de los sentidos y la significación de las acciones sociales”. Presentada así la cosa, lo que está sucediendo en Venezuela-ahora es que las decisiones tomadas desde el gobierno no guardan ninguna relación con ese planteamiento. De ahí que las políticas gubernamentales tienen sus consecuencias. Los errores tienen consecuencias y se persiste en ellos.
Desde las estadísticas, la gente acecha. Esos flashes apuntados nos iluminan a un país en crisis y en conflicto. El ciudadano lo experimenta todos los días… ¿por cuánto tiempo más? El des-orden reina en el gobierno y su gran patología es no reconocerlo. Le faltan virtudes cívicas y personales para gobernar. Se ensalza en los rituales del des-orden.