• Caracas (Venezuela)

Manuel Narváez

Al instante

Venezuela nuclear

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de leer la crónica de Leonardo Padrónhttp://www.el-nacional.com/siete_dias/Tiempo-Solicitudes_0_830916916.htmlme decidí a dedicar unas palabras e ideas a la animosidad del venezolano lector de este medio, con el fin de dar un poco de aliento al golpeado espíritu de todos los que nos quedarnos en el país.

Luego de la victoria electoral de diciembre, tuvimos una gran euforia capitalizada por las promesas de la campaña electoral. Este estado de ánimo positivo, se exacerbó con el hecho de que estábamos en plenas fiestas decembrinas, lo cual alivió la pesada realidad. Y es que el Poder Legislativo, por la naturaleza jurídica de sus deberes, está atado irrestrictamente a la revisión judicial de sus actos. Lo cual, con un Tribunal Supremo que fue elegido por una bancada oficialista, antes de la finalización del periodo constitucional de la pasada Asamblea, ha producido una total paralización de las funciones del poder legislativo del país.

Ahora todos nos preguntamos ¿Qué significa esta realidad que estamos viviendo?, la respuesta, es más simple de lo que muchos piensan. Y es que luego de una década de control irrestricto sobre todos los poderes constituidos, por parte del partido de gobierno, poco cambio instantáneo se puede esperar luego de las elecciones parlamentarias; es decir, el cambio depende de la constancia y compromiso de cada uno de nosotros con el proceso de superación de esta primera etapa.

¿Pero esto significa que no hay nada que hacer? ¡No! Todo lo contrario, luego de que se inició la transición política que estamos viviendo, por la cual hemos luchado durante tantos años, es ingenuo darse por vencido por un problema que todo venezolano pudo prever. Queda entonces de cada uno de nosotros seguir con los planes que tenemos, desde el inicio de esta lucha democrática, para que, con constancia y trabajo, superemos esta época de grandes dificultades que aún no ha mostrado su verdadera cara.

¿Entonces qué cambio nos vendieron en la campaña electoral? A esta pregunta, le expongo la razón del título de este artículo. ¡Venezuela ha cambiado! Recuerdo, de mis pocos años de vida, que muchas de las personas que he conocido, pero no todas, han tenido una valoración negativa del país. Constantemente fundada en los graves problemas de corrupción y sub-desarrollo que están asociados a un país mono productor; pero ahora, todos quienes nos quedamos, incluyendo a muchos de los que tenían esta imagen negativa, ven que existe un renovado potencial humano para la administración de las instituciones y la innovación privada, ya que muchos nos hemos dedicado a estudiar y desarrollar nuevas ideas para la política de Estado, y cientos de proyectos de negociosque pueden ser concebidos en este país.

Venezuela es un país que está al borde del precipicio, pero esto solamente significa que con un giro del timón podremos tener un lienzo limpio que necesitará la pintura apropiada para convertirse la obra de arte que todos esperamos. Una Venezuela Potencia para las nuevas generaciones, que hoy son un caldo de cultivo que producirá un Bill Gates de Aragua, una Procter and Gamble zuliana, una Roma caraqueña, el nuevo Las Vegas en Margarita, unos Alpes suizos en Mérida, y las nuevas ciudades de turísticas del Estado Bolívar. Como verán, lo único que necesita un joven venezolano es tener una idea, patentarla y conseguir financiamiento para que en los próximos años sea parte de esta nueva élite mundial. Llegaremos a ser el país del Sueño Suramericano, con la firme convicción de que el poder político está al servicio de los ciudadanos y no los ciudadanos a servicio de los políticos.

Esta Venezuela Nuclear será precursora de las nuevas tecnologías, ciencias y negocios. Bandera del desarrollo y digna de ser catalogada como un país de primer mundo. Estoy completamente convencido de que superaremos a todos los países petroleros con creces, y nuestras metas solo serán igualadas por nuestros sueños.