• Caracas (Venezuela)

Luis Betancourt Oteyza

Al instante

Luis Betancourt Oteyza

Kluivert Roa y Padrino López

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Es más fácil engañar a la gente,

que convencerlos de que han sido engañados”.

Mark Twain

 

En el día martes 24 de esta semana ocurrió unos de esos hechos que marcan los procesos libertarios con un luto innecesario; para sumarse a otros cinco jóvenes muertos a manos de las policías bolivarianas y sus colectivos, fue asesinado a mansalva, por la espalda, con alevosía y ensañamiento, un joven, un niño casi, un estudiante liceísta de tan solo 14 años en la heroica ciudad de San Cristóbal, estado Táchira. Se llamó Kluivert Roa. Su victimario, un agente de la llamada policía bolivariana, también joven pero enfermo de odio y miedo, inculcados por 16 años de resentimiento, burlas y llamados a “batallas” desde Miraflores por Chávez entonces y por Maduro hoy. Es un hecho monstruoso que carece de excusa como la que pretendió enarbolar el jefe de “seguridad ciudadana” del Ejecutivo regional, a cargo y bajo la responsabilidad del gobernador Vielma Mora, ya un experto en eso de reprimir estudiantes y jóvenes del pueblo a sangre y fuego desde febrero de 2014.

La reacción ante este triste hecho culpa a todas las autoridades, civiles y militares, que defienden esta tiranía que encabeza, en nombre de los hermanos cubanos Castro, Nicolás Maduro; y en esta rabiosa reacción se ataca a nuestras Fuerzas Armadas Nacionales sin que sus responsables hayan –hasta el mediodía de hoy– salido en su defensa. Por el hecho de un policía, al servicio de un gobernador, bajo el comando de la ministro del Interior, a la sazón hoy una almirante, se está, una vez más atacando y denigrando de nuestras FAN, de todos sus integrantes, y los superiores al mando, llamados a defenderlos y rescatarlos de la vergüenza, callan cobardemente y por complicidad.

¿Dónde está el ministro de la defensa Padrino López? ¿No sabe que quien calla otorga? ¿Dónde está ese Alto Mando Militar que sí apareció el 13 de febrero para avalar la fábula del golpe de los Tucanos? ¿Por qué no salen hoy a salvar el honor y el nombre de sus subalternos, oficiales y soldados, ante este crimen horrible? Tiene algo que decir y lo deben decir, así acusen inevitablemente al chavismo, a la ministro del Interior y a Maduro de ser los verdaderos responsables de la muerte de Kluivert Roa; que no sigan las FAN cargando con las culpas del chavismo. Las FAN son pueblo y del pueblo, y tienen que salvaguardarse de que las califiquen de esbirros.

El general Padrino –coloco aquí su grado no porque crea que se lo ha ganado sino para que no se suponga que soy ahijado– tiene los argumentos suficientes para defender el honor y buen nombre de las FAN en su propia Resolución N° 008610, solo tiene que respirar hondo, acuerparse y dar la cara. ¡Cumpla con su deber!