• Caracas (Venezuela)

Lorena González

Al instante

Visionarias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Entre los desempeños institucionales recientes es necesario subrayar centros de acción que se han consolidado como un ejercicio constante y eficaz en sus proyecciones. Tal es el caso del movimiento fotográfico que en el Museo de Bellas Artes surgió desde hace casi dos años. Ha sido propiciado por el fotógrafo Yuri Liscano, quien como curador de fotografía del MBA ha desplegado una buena cantidad de exposiciones, encuentros y conversaciones sobre la difusión de la fotografía no solo como eje dentro del recuento histórico de las colecciones de los museos nacionales, sino también como uno de los lugares privilegiados por las prácticas de lo contemporáneo.

Dentro de ese paradigma a un tiempo especial, múltiple y ambiguo que mapea los prolíficos pasos de la fotografía actual, es sustancial extenderle el aliento a algunos puntos de quiebre que fueron hitos en el pasado, formas de mirar y de encontrarnos, tratos visuales que se convirtieron en una manera privativa de disentir sobre lo aprobado por la mayoría y de posicionarse en otro lado: disconformidad espaciada en su lectura posterior por las hegemonías dominantes, eslabones sueltos que al convivir en un solo conjunto agrietan los caminos de lo oficialmente conocido y desplazan los movimientos de ese hilo conductor que secunda las aseveraciones de nuestras verdades. 

Se trata en este caso de la muestra que con el título Visionarias se presenta desde el mes de marzo en la sala 12 del MBA. Con la curaduría de Thelma Carvallo y la asistencia del propio Yuri Liscano, la exhibición aviva el carácter secreto de un ámbito de lo fotográfico, resurgiendo mediante una investigación aguda sobre los nexos existentes en un valioso conjunto de fotografías realizadas por autoras mujeres pertenecientes a la colección. La columna vertebral está compuesta por un total de ochenta imágenes divididas en cuatro grupos, escenarios en los cuales se asoma una estructura potencial que viene a darle un nuevo aliento al espacio de estas autoras dentro de la historia acreditada de la fotografía universal.

La obra de artistas de trayectoria como la venezolana Susana Arwas y Anabel Guerrero, la cubana Gilda Pérez, la mexicana Flor Garduño y la italiana residenciada en México Tina Modotti forman parte del grupo Territorios, modulaciones de una mirada que se esparce por las tramas del entorno geográfico para asentar sus conexiones afines o divergentes con el espacio político y social. En el caso del grupo denominado Narrativas destaca la conjunción de la imagen como una forma de ensayo en torno a nuevos discursos, resaltando la experimentación de un ejercicio estructurado en inéditas apuestas formales. Allí conviven sendos trabajos de creadoras como la alemana Grete Stern, la estadounidense Shirley Fisher y las venezolanas Helena Chapellín Wilson, Danielle Chappard, Marianna Collet y Sara Maneiro. En el conjunto titulado Cuerpo destaca la pulsión poética del desarraigo en la obra de las cubanas Marta María Pérez Bravo y Ana Mendieta; en tanto que el conjunto El sujeto abriga la identidad como problema en la obra de la española Cristina García Rodero, la argentina Adriana Lestido y las venezolanas Yeni y Nam, Ángela Bonadies y Ana María Ferris. Un excelente escenario para comenzar a detectar la originalidad no percibida como ilación única y plural, que de algún modo trazaron las investigaciones conceptuales y formales de estas destacadas intérpretes de la fotografía.