• Caracas (Venezuela)

Lorena González

Al instante

PhotoEspaña 2015: Latinoamérica frente al espejo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la intención clara de fomentar un reconocimiento compartido sobre los cruces extendidos entre PhotoEspaña y las distintas redes de conexión abiertas en el continente latinoamericano, el tema central de la más reciente edición de uno de los eventos más importantes de la fotografía mundial fue Latinoamérica. Con el lema “Nos vemos acá”, esta edición XVIII se unió a los veinte años de La Fábrica, ente gestor de las jornadas de este festival quienes también celebraron sus dos décadas de trabajo como organicidad en movimiento, institución presta a adaptarse a los cambios del entorno y a continuar fortaleciendo las autonomías propias y comunes, esencias simultáneas de todos aquellos correlatos interesados en unirse y ampliar la producción, difusión y disfrute de la cultura visual contemporánea.

María García Yelo, directora actual de PhotoEspaña, trazó un eje particular de acuerdos y relaciones entre las distintas narrativas del continente que tuvieron presencia en esta oportunidad. La acertada estrategia fue leer a pulso lo que los propios representantes y voluntades engranaron desde aquí y no intentar establecer un compendio inabarcable e imposible de aquellos testimonios tan únicos como infinitos que se tejen en torno a la fotografía en nuestro continente.

Así, la mirada renovada de grandes maestros latinoamericanos del género encontraron su lugar junto a propuestas recientes; sin olvidar construcciones al margen o autores desconocidos que tanto en muestras colectivas como en ejercicios individuales construyeron un sonoro repunte, completando un juego de texturas inéditas que vibraron desde tramas reconocidas hacia el estallido de esas avenidas alternas con las que se nutre una buena parte de la producción fotográfica contemporánea.

Mirarse aquí o allá siempre significa desplegar una dosis importante de reconocimiento y respeto. Luego de muchos años, como bien lo expresa Claude Bussac –directora general de arte y festivales de La Fábrica–, PhotoEspaña es más que un evento anual, es también una gran cantidad de programas y actividades donde la formación, la labor en conjunto, la reciprocidad y el apoyo de muchas particularidades han abierto el paso a un amplio universo de colaboraciones, cartografías en desarrollo que ya construyen sus propios nexos con sedes en Latinoamérica, escuelas internacionales de fotografía y artes visuales, foros, seminarios, publicaciones y repuntes de una historia que va trazando sus propios recorridos.

En este caso los espejos de lo fotográfico construidos desde aquí y vistos allá, se escaparon de la imagen para devolvernos una clara proyección de puntos clave que como gestores debemos atender en nuestro caso. Si desde allá la revelación de la fotografía conquistó nuevas rutas, desde aquí surge también el reflejo de instituciones, comunidades y voluntades que deben propiciar la construcción del nexo, ampliar sus perspectivas y establecerse en diálogos y confrontaciones que permitan el desarrollo próspero del arte como una forma crucial de leernos, encontrarnos y entendernos.

Porque finalmente, aquí y en cualquier otro lugar, el mundo en crisis que vivimos demanda la metamorfosis de las estrategias tradicionales de acción así como la consolidación del vínculo y el establecimiento de redes palpables de intercambio que fortalezcan el desarrollo actual de las artes visuales. Una columna vertebral que destaca en la estructura de gestión de un festival como PhotoEspaña, y que se devela ante nosotros como ese modelo capaz de desplazar sus bases para transformarse a sí mismo en rizoma multiplicador.