• Caracas (Venezuela)

Libertad de expresión

Al instante

Correo del Caroní podría ser embargado por juicio en su contra

Óscar Murillo, jefe de redacción del diario regional, explicó que el resultado de la demanda penal contra David Natera Febres, director del periódico, podría conllevar a una demanda civil y se abriría la posibilidad de que se le exija una alta suma de dinero a Correo del Caroní

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El juicio que se lleva a cabo contra Correo del Caroní, retomado luego de más de dos años, podría causar su embargo. Esto se debe a que el resultado de la demanda penal que interpuso el empresario Yamal Mustafá contra el director del diario regional, David Natera Febres, conllevaría a otra demanda, que sería civil, y abriría la posibilidad de que a Editorial Roderick (que es el registro mercantil del medio de comunicación) se le exija una alta suma de dinero.

Yamal Mustafá, propietario del diario Primicia y de Corpobrica, fue detenido en 2013 por su presunta vinculación con hechos de corrupción en la Ferrominera Orinoco. Fue imputado por el Ministerio Público por los delitos de asociación para delinquir, peculado doloso, comisión de los delitos de peculado doloso propio, malversación agravada, evasión de procedimientos de licitación y concertación de funcionario público con contratista en grado de cooperador. Estuvo privado de libertad por más de dos años y ahora goza de libertad plena después del sobreseimiento de su pena, decisión que fue tomada en el Tribunal Noveno de Control de Caracas.

Óscar Murillo, jefe de redacción de Correo del Caroní, explicó que en Bolívar se constituyó un grupo de empresarios que se aprovechaba de la venta del hierro haciendo transacciones a personas en el exterior. Por el caso, también fueron detenidos tres gerentes y un consultor jurídico de la Ferrominera Orinoco. Igualmente, Radwan Sabbagh, presidente de la empresa en ese momento, fue destituido de su cargo.

Debido a que a través de Correo del Caroní se informó acerca del caso, Mustafá decidió demandar a su director por difamación e injuria. El Tribunal Penal Sexto de Juicio de Bolívar admitió la solicitud y ordenó al diario regional dejar de publicar sobre los hechos de corrupción. No obstante, el periódico no dejó de dar a conocer las averiguaciones del caso.

Aquí han habido situaciones agravantes hacia el periodismo”, expresó Murillo. Explicó que el diario no podía dejar de informar sobre los crímenes porque la Ferrominera Orinoco es fundamental para la dinámica económica nacional, “sin ella no hay consorcio siderúrgico. Mal pudiéramos nosotros callar un caso de interés público”, acotó el jefe de redacción. Todas las notificaciones se hicieron basadas en las investigaciones del Ministerio Público.

Murillo señaló que en el juicio se busca demostrar que Correo del Caroní se ensañó contra Mustafá. Sin embargo, recordó que fueron muchos los medios de comunicación que informaron sobre el caso, incluso internacionales (como The Guardian). Se preguntó entonces por qué el periódico bolivarense fue el único que incurrió en difamación.

Tres escenarios probables:

1. Absolución plena. “Sería lo más justo. Es lo que queremos nosotros y sería lo mejor para los demás medios. Una condena sería un precedente regresivo en materia de libertad”, dijo Óscar Murillo.

2. Debido a que han pasado dos años y ocho meses, el juicio podría ser prescrito, que es lo que alegó la defensa de Natera, de acuerdo con Correo del Caroní. Pero esto dejaría abierta la posibilidad de una demanda civil contra Editorial Roderick por daños y prejuicios, indicó Murillo.

3. La pena podría ser de 1 a 3 años. No obstante, también existiría la posibilidad de una demanda civil contra Editorial Roderick por daños y prejuicios.