• Caracas (Venezuela)

Libertad de expresión

Al instante

Trabajadores de El Carabobeño continúan en espera para asignación de papel prensa

El Carabobeño dejará de circular hoy, después de 82 años

El Carabobeño dejará de circular hoy, después de 82 años. | Foto: Archivo El Nacional

Conocido como Diario del Centro, inició su crisis con más de 300 empleados en el rotativo, ahora son poco más de  200 los que pierden las esperanzas de recibir materia prima y reiniciar suversión impresa 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Este miércoles, Día Internacional de la Libertad de Expresión, el diario El Carabobeño cumplió un mes y medio fuera de circulación en su versión impresa por falta de papel periódico.

Más de 200 trabajadores continúan a la espera para la asignación de materia prima.

Empleados dicen sentirse discriminados por el Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), donde aseguran, sobran las bobinas de papel a las que ellos no pueden acceder, reseño Globovision.

 “Eso no está escondido, eso está a la vista de todos. Cada vez que vamos a pedir papel diariamente vemos como salen gandolas. Eso es colocar una mordaza elegante, disimulada pero brutal a la libertad de expresión”, reflexionó la gerente del rotativo, Carmen Grillet.

 Ahora migrados al periodismo digital para subsistir lo más que se pueda, periodistas como Beatriz Rojas con 26 años en el diario y el fotógrafo Clemente “El Poe” Espinoza quien llegó hace 15 años, ven con preocupación el futuro del periodismo venezolano. Para ellos las libertades van en retroceso.

 “Yo sé que los tiempos han cambiado, la modernidad y los demás, pero a la gente le gustaba el periódico tangible, el que pudiera ver, siento que de alguna manera estamos llegando a menos personas, a menos ciudadanos que llegan al trabajo que nosotros hacemos”, dijo Rojas.

“Ciegos y sordos. Porque el Estado mal usó las herramientas para exterminar lo que nos costó muchos años en democracia poder construir”, condenó Espinoza.

 Cuando inició la crisis del diario El Carabobeño eran más de 300 los trabajadores del rotativo, ahora son poco más de 200 los que no pierden las esperanzas de recibir materia prima para reiniciar sus publicaciones.