• Caracas (Venezuela)

Libertad de expresión

Al instante

Miguel Henrique Otero: "El gobierno de Bachelet ha sido neutro con Venezuela"

Maduro gobierna con la elite de su partido, con el alto mando militar y con el Tribunal Supremo de Justicia | Foto: La Tercera

Maduro gobierna con la elite de su partido, con el alto mando militar y con el Tribunal Supremo de Justicia | Foto: La Tercera

El director de El Nacional aseguró al diario chileno La Tercera que vivir en Venezuela es vivir en guerra. Además calificó la crisis como monumental

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos los miércoles, el número dos del régimen venezolano, Diosdado Cabello, dedica unos minutos de su programa de televisión "Con el Mazo Dando" para lanzar duros dardos contra Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional y quien ha sido catalogado como uno de los enemigos más importantes de la administración de Nicolás Maduro. Otero, quien vive autoexiliado en España, viajó a Chile esta semana, ocasión en la que conversó con La Tercera sobre los desafíos de hacer periodismo bajo al asedio del gobierno chavista y de la difícil situación que atraviesa Venezuela.

¿Cómo cree que ha actuado el gobierno chileno frente a la situación de Venezuela?

Bueno, el gobierno de Bachelet ha sido bastante neutro con el tema de Venezuela. Tenemos el episodio de que no quiso recibir a Lilian Tintori, la esposa del preso político Leopoldo López. Pero los partidos de su coalición han sido muy consecuentes con Venezuela. La Democracia Cristiana y los demás partidos están muy conscientes de lo que pasa en el país. Aquí solo el Partido Comunista defiende a Nicolás Maduro sin tener argumentos.

¿Cómo evalúa la situación en su país?

Hay una crisis monumental que afecta a toda la población, no solo a los sectores populares sino también a los sectores medios, que pasa por 60% de desabastecimiento de los productos básicos, 85% de desabastecimiento en medicina, los niveles de inseguridad más altos del mundo, una inflación que está pasando de 400% y por supuesto un rechazo a ese gobierno que llega a niveles de 85%.

¿Qué trabas le ha puesto el gobierno en temas de libertad de expresión?

Nosotros publicamos todo. Esto no es como las dictaduras bananeras, donde aplicaban censura previa o la represión total. Esto es mucho más sofisticado, van cerrando la libertad de expresión para que la ventana de libertad de expresión se vaya reduciendo a una ventanita.

40% tiene acceso a medios audiovisuales oficiales. El otro 60% tiene acceso a radio y televisión autocensuradas. Es la manera como ellos actúan. Hay 800 estaciones de radios y todas las estaciones privadas tienen la concesión vencida. El organismo de regulación, cada vez que una radio saca una entrevista que no le gusta, llaman y dicen: no tienes señal porque tu concesión se venció, y les quitan la señal.

En el caso de los medios impresos, ellos aplican otro tipo de mecanismo: primero el tema del papel. Toda la importación del papel pasa por un monopolio del Estado y ellos envían primero a algunos periódicos, y ahora ni siquiera. Ya han desparecido varios periódicos. Nosotros igual hemos sobrevivido gracias a la solidaridad internacional, ya que hay varios diarios que nos prestan papel.

También hay acoso legal. Yo tengo un procedimiento por el me pueden apresar si voy a Venezuela, así como a toda la junta directiva el periódico. Con internet es más difícil que ellos puedan controlar las redes. Hoy en día no es fácil bloquear una página. Vivir en Venezuela es vivir en una guerra sin que exista una guerra.

¿Cuándo estima que esta situación pueda superarse?

Es un tema complicado. La oposición logró unirse en una plataforma común para las elecciones parlamentarias. Ganó con una mayoría calificada. La gente le ha puesto toda su confianza a la Asamblea Nacional, que se propuso cambiar el régimen. Pero Maduro gobierna con la elite de su partido, con el alto mando militar y con el Tribunal Supremo de Justicia.

Con esos tres elementos, su estrategia ha sido no cumplir ni acatar la leyes de la Asamblea. La fórmula que no pasa por el TSJ es el referéndum revocatorio, pero también es complicado porque si ese referéndum se hace después de la mitad del período, se saca a Maduro, pero entra el vicepresidente, y el vicepresidente lo elige Maduro.

Puede ser su esposa, Diosdado Cabello o algo peor. La estrategia del gobierno es retrasar el referendo para que se haga después de marzo. Es una situación bien complicada, la fórmula de salida no es obvia y hay un conflicto institucional muy fuerte.

Después del referéndum. ¿Cómo funciona el proceso?

Si se hace antes de marzo, sale Maduro y en 30 días hay que hacer elecciones, lo que es un problema porque están inhabilitados varios políticos. Si pasa marzo, no hay elecciones, entra el vicepresidente, que puede ser lo mismo, o peor. El problema no es sacar a Maduro, es cambiar el régimen, el modelo político o económico.

¿Cómo ha sido el apoyo de organismos internacionales como la OEA o Unasur?

Hay una tendencia mayor a buscar una salida democrática del gobierno de Venezuela. La tendencia mayor también es la salida de Nicolás Maduro. La OEA a través de Luis Almagro tiene una posición muy distinta a la que tuvo José Miguel Insulza . Ha habido una tendencia a aislar a Venezuela porque ya nadie tiene argumentos para defender a Venezuela. Y tampoco tienen la chequera.

Muchos miembros de la oposición criticaron a Samper por aprobar la Comisión de la Verdad.

Esa es una táctica dilatoria de Maduro. Es un consejo de la verdad con puros chavistas. Ernesto Samper ha estado jugando con el régimen y terminó siendo parte de las estrategias dilatorias de Maduro. Lo que hace Maduro es ganar tiempo porque su objetivo es mantenerse en el poder, su objetivo es ganar apoyo. No entiendo por qué Samper se presta para eso.

¿Cree que la Carta Democrática podría servir de algo?

La Carta Democrática es un recurso importante. Pero hay países que están muy agradecidos de la chequera de Chávez, y aunque eso ha cambiado, aún están agradecidos.