• Caracas (Venezuela)

Libertad de expresión

Al instante

A El Carabobeño solo le quedan siete días de papel

Escasez de papel de <i>El Carabobeño</i> muestra la falta de libertad de expresión. | Foto: <i>El Carabobeño</i>

Escasez de papel de El Carabobeño muestra la falta de libertad de expresión. | Foto: El Carabobeño

El diputado José Gregorio Correa, dell parlamento Suramericano, expondrá el próximo lunes en Uruguay la crisis de papel periódico que sufren los medios independientes en Venezuela 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diario El Carabobeño podría dejar de circular en su versión impresa ya que solamente cuenta con materia prima para siete días más.

Luis Alejandro Borrero, periodista de la sección de investigación del diario, indicó que el cierre técnico del medio afectará a 280 familias "ante la posible salida de circulación en el mercado impreso”.

Borrero expresó que al Diario del Centro no le han vendido materia prima desde el 17 de marzo de 2015 por parte del Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), monopolio encargado de la importación de papel de prensa y otros insumos necesarios para medios impresos: planchas y tintas, que no se produce en Venezuela, desde su creación en 2013.

Los medios que antes hacían la transición por propia cuenta con divisas del Estado, les fueron suspendidas las líneas de crédito con proveedores internacionales, reseño El Carabobeño.

“No estamos arrodillados ante el gobierno, la gente que sepa lo que está pasando (…) entendemos que algunos medios privados si reciben papel periódico, pero igual coincidimos que hay interés políticos de por medio” declaró a El Nacional Web el periodista valenciano. 

Certificó que “a líneas izquierdistas les incomoda que la línea editorial independiente del diario exista”.

Aseguró que la rotativa ha recibido en la última fecha 72 bobinas de papel, pero la demanda mensual es de 300 bobinas para circular.

“Esto nos obligó reducir la paginación, eliminación de suplementos, reducción de formato y secciones importantes, además de suprimir ediciones de la revista dominical Paréntesis, para poder imprimir El Carabobeño”, afirmó el periodista.

Aseveró que acuden a la reventa de papel porque “ahora el papel de prensa se bachaquea”.  

“El kilo de papel tiene un costo de 30 bolívares y ahorita en la calle está a 300 bolívares, estructurando el costo del precio del periódico saldría de 20 bolívares a 200 bolívares, el diario está produciendo a perdida por la crisis financiera”.

El carabobeño informó que son más las instituciones y los miembros de la sociedad civil que se unen en apoyo al rotativo y sus trabajadores.

La institución cuenta con la solidaridad de la Universidad de Carabobo, la Cámara de Comercio de la Valencia, Fedecámaras, la Fundación Lisandro Alvarado, la Sociedad Amigos de Valencia y la directiva del Ateneo de Valencia que han hecho público su rechazo al cierre del rotativo.

El Carabobeño es historia (el diario más antiguo de la región central del país), que no puede asentir ante el chavismo, por la estructura que maneja la editorial”.

El periodista de investigación pronunció que ante el último posible día del diario, “nosotros como periódico independiente, defensor de los valores democráticos, de la verdad  y la comunicación libre plural, nos solidaríamos con el Correo del Caroní por la sentencia injusta por parte del gobierno y también con los medios independientes nacional que quedamos en el país”.

Tuitazo exigirá papel

El Carabobeño realiza este viernes 11 de marzo un Tuitazo Nacional en apoyo al diario con la etiqueta #YoSoyCarabobeño, a una semana de que se quede sin inventarios de materia prima.

Lo que pondría fin a su versión impresa que ha circulado de forma interrumpida desde el 1 de septiembre de 1933.

“Queremos que la etiqueta se vuelva tendencia con la solidaridad del diario por la falta de bobinas”, dijo Borrero.

El diario pide a los dirigentes políticos de mayor voluntad en la venta de papel para el rotativo, invita a sus lectores a inundar las redes sociales.