• Caracas (Venezuela)

Leopoldo López Gil

Al instante

El rugido del silencio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Diana

 

En la unión siempre está la fuerza.

Recientemente se presentó el libro Preso pero libre sin que su autor haya podido corregir las galeras ni mucho menos ver, releer o tenerlo entre sus manos.

El libro en sí mismo es una respuesta a lo prohibido, un acto de rebeldía, una respuesta a la opresión ante la cual el autor se ha impuesto. Cúmulo de sacrificios, horas de pensamientos que logran expresar en papel experiencias excepcionales. Mensajes que uno a uno fueron comunicados en centenares de pequeñas notas, hojitas sueltas y una que otra página que rompieron el cerco de guardias, espías y centinelas. Nunca pudieron reposar en una mesa para ser ordenadas, respetando la secuencia que cualquier autor utiliza cuando el ensayo cubre fielmente sus requisitos en el proceso comunicacional.

Este libro es el producto de un acto rebelde y audaz, expresión de inconformidad que escapa del ergástulo a la libertad imponiéndose a las dificultades. Es la reunión de una mente que encuentra la voluntad y colaboración en otro ser libre de cadenas que le revela la fuerza de su expresión logrando comunicar lo que en el preso hierve, producto de la inflamación de ideas y la necesidad de expresarlas.

Haber logrado volar, libre de ataduras, al culminar esta colección de notas para lanzar un mensaje de esperanza e inspiración a quienes aspiran a la libertad, justicia y democracia en Venezuela es un logro de la fuerza de la unión.

El amor fraternal fue la unión que impulsó al autor a continuar el camino trazado por sus vivencias encerrado y solitario en los calabozos de Ramo Verde. Abandonó sus apuntes frustrado por el hurto cobarde de los carceleros, que pretendieron al robar el material escrito durante los primeros meses de secuestro, que no volviera a intentar denunciar la injusticia imperante de la tiranía y manifestar las razones de su rebeldía.

Cual pavesa fue su hermana, con el valor que nace de la sensibilidad del artista y consciente de la importancia del mensaje volando por los cielos de la libertad, quien insistió evitando que su luz rebelde se consumiera.

Unión de esfuerzos hasta imponerse al reto. Surgió con imaginación el sistema para sacar del estercolero del calabozo, papel por papel, nota a nota cada semana, cada mes. Se inventó cómo reunir mensajes, un trabajo meticuloso y disciplinado, la respuesta de una metodología donde la memoria sustituyó la escritura para saltar la barrera impuesta por el sicario.

Este libro representa trabajo, esfuerzo y sacrificio. Líneas escritas con tinta de angustia, desesperación y lágrimas.

Preso pero libre es un rugido del silencio obligado, el grito del alma libre que nunca podrán encerrar.

Dice Gibran Jalil Gibran en El profeta: “Solo seréis libres cuando el deseo de la libertad no sea un arnés para vosotros... Seréis libres de verdad cuando vuestros días no transcurran sin preocupaciones, cuando vuestras noches no estén vacías de necesidad ni de pena... Lo seréis cuando esas cosas acosen por todas partes vuestra vida y sin ataduras consigáis sobreponeros a ellas”.