• Caracas (Venezuela)

Leopoldo López Gil

Al instante

¿República o régimen bolivariano?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si aun hubiese quien pregunte el porqué calificar de "régimen" el grupo de militantes del chavismo-madurismo que maneja el estado venezolano es pretender desconocimiento, o ignorar el sometimiento de los poderes públicos a la voluntad de Nicolás Maduro o Diosdado Cabello, como antes estuvo a la orden de los caprichos de Hugo Chávez.

En Venezuela no existe república; el populismo como doctrina ha ahogado al Poder Judicial, la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo, la Contraloría y anuló la Asamblea Nacional amordazando la voz de los representantes de la nación opositora; todo se controla con habilidoso fraude desde el Poder Electoral.

Para muestra basta un botón, lo que ocurre con la juez Susana Barreiros del tribunal 28, quien pretendió realizar la audiencia prevista en la continuación del ilegítimo juicio a Leopoldo López, sin realizar actividad judicial en las semanas previas y evadir de manera irregular la decisión sobre lo ordenado por la ONU, orden que insta la liberación inmediata de Leopoldo, Ceballos, Scarano y los otros presos políticos que no han sido sometidos al debido proceso y por tanto son detenciones arbitrarias sus encarcelamientos. La juez, en dos platos, lo que pretende es eludir su responsabilidad, temiendo la sanción por parte del régimen, tal como sucedió con la digna juez María Afiuni por acatar una instrucción similar.

La juez Barreiros, dada su investidura y jerarquía, suponemos conoce bien la existencia de la Carta de la ONU y en particular sus artículos 55 y 56. Venezuela no sólo es miembro de la Organización, sino miembro no permanente de su Consejo de Seguridad, por lo que hace de "promover el respeto universal a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos" su indiscutible mandato.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA por su parte no ha podido visitar Venezuela oficialmente desde 2003, al no tener la anuencia del régimen. Ello motivó a los representantes de Brasil, Chile, Estados Unidos, Uruguay y México el enfatizar recientemente la obligación de los Estados miembros de garantizar el respeto a los derechos humanos en Venezuela luego de analizar la situación general del país, la independencia del Poder Judicial y las violaciones a la libertad de expresión, exhortando al régimen reconsiderar el impedimento para una visita de la CIDH.

Si aun quedan dudas sobre la nomenclatura bolivariana, invito al lector a un pronto despertar, pues como dice el dicho "camarón que se duerme se lo lleva la corriente..." y la marea del mar de la felicidad sube.