• Caracas (Venezuela)

Leopoldo López

Al instante

Leopoldo López

El camino es la voluntad popular

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estamos a sólo seis semanas de asistir a una nueva cita electoral; una estación más en este largo camino que la alternativa democrática construye junto con millones de personas que sueñan con un futuro mejor, aprendiendo de los errores y conquistando nuevos espacios en cada proceso.

Casi un mes después de los comicios del 7 de octubre, la mayoría de los venezolanos estamos convencidos de que hay un camino: la voluntad popular, la participación ciudadana, el voto y la expresión del pueblo. Pero hay algunos que todavía dudan sobre votar el próximo 16 de diciembre.

Es momento de recordarles a esos venezolanos desencantados, a quienes acusan el cansancio después del esfuerzo de las últimas elecciones presidenciales, que no es hora de tirar la toalla. Porque hoy, más que nunca, tenemos razones para seguir en la construcción de ese camino que nos llevará a un cambio político más pronto que tarde.

El 16 de diciembre debemos votar porque es la mejor herramienta que tenemos para producir el cambio que aspiramos. Porque los venezolanos merecemos tener en las 23 gobernaciones de estado servidores públicos comprometidos con su pueblo, no militantes fieles únicamente a los mandatos de un partido político.

Porque es nuestro deber promover liderazgos democráticos alternativos, y premiar la gestión de gobernadores que han consolidado una gestión eficiente y transformadora, que mejora la calidad de vida de millones de venezolanos.

Porque es nuestra tarea seguir avanzando en la construcción de una nueva mayoría. Es el momento de profundizar en la estrategia de aproximación casa por casa, pueblo por pueblo, calle por calle, para seguir sembrando la semilla del cambio a lo largo y ancho del país.
Porque no ejercer el derecho al voto el 16 de diciembre nos convertiría en cómplices de la macabra estrategia oficial de desmovilización que tiene un objetivo claro: copar todos los espacios para destruir la institucionalidad regional y regresar a un modelo de control centralizado de todos los recursos del Estado.

Porque somos valientes, y sabemos que el camino a un futuro mejor sólo será posible con la determinación de millones de hombres y mujeres, que no se rinden ante la adversidad.

Porque cada vez somos más los que queremos un cambio, los que aspiramos a un mejor futuro, los que queremos construir un país donde todos los derechos sean para todas las personas, y que pueda superar la pobreza en paz y democracia.
Porque vale la pena seguir en la lucha por nuestros hijos, por su futuro; porque ellos se merecen vivir en un país seguro y lleno de oportunidades. Juntos somos más, y seguiremos en la lucha.
Fuerza y fe, Venezuela