• Caracas (Venezuela)

Leopoldo López

Al instante

Leopoldo López

Seguimos en el camino

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los últimos doce días he estado conversando con cientos de venezolanos que se sienten contrariados por el resultado del pasado 7-O. La mayoría me dice que la lucha sigue, que debemos levantarnos, que hay que seguir adelante; ellos lo tienen muy claro: el camino a un país mejor comienza.

Hay unos pocos, sin embargo, que embargados por la frustración me repiten que no hay esperanza, que no vale la pena seguir luchando, que llegó la hora de tirar la toalla. Entiendo la desazón por la derrota, esa sensación de angustia frente unos resultados adversos que truncaron la posibilidad de un cambio político profundo en Venezuela en los próximos meses. Pero a ellos les digo: no confundan la tristeza con la rendición, ni la ansiedad con la desesperanza. Esta lucha ha sido un largo camino en el que hemos sufrido varios tropiezos, pero también grandes triunfos y es hora de ponerse de pie con determinación y seguir trabajando en la construcción de una nueva mayoría, porque razones hay de sobra.

Estamos convencidos de que el camino es el de la voluntad popular, el del voto y la expresión del pueblo. En esa ruta hemos tenido victorias y derrotas. En la última elección, es cierto, no se alcanzó el objetivo planteado; un revés que llegó después de 2 triunfos importantes en 2008 (cuando reconquistamos las gobernaciones en los estados más importantes) y en 2010 (cuando ganamos el voto popular en las parlamentarias). La alternativa democrática, por ejemplo, no ha asistido a una eleccción en los últimos 6 años en la que no obtenga más votos que el anterior: en 2007 sumamos más votos que en 2006; en 2008 más que en 2007; en 2009 más que en 2008; en 2010 más que en 2009; y ahora en 2012 crecimos mucho más que en 2010, hasta llegar a los 6,5 millones de venezolanos que se sumaron a la propuesta del cambio, la seguridad y el progreso. Ha sido usted, con su voto, el que ha impulsado el crecimiento de la base electoral de la alternativa democrática año tras año.

No hablamos sólo de números; somos venezolanos de carne y hueso, que creen en un país mejor, con más seguridad y menos polarización, que queremos bienestar y progreso, más tranquilidad y menos enfrentamiento.

No sólo crecimos en respaldo popular, sino también en organización: por primera vez, la coalición unitaria llegó a tener el control de 99,85% de las mesas (en 0,15% tuvimos problemas diversos, lo cual afectó a cerca de 40.000 votantes, y que debemos atender en los próximos eventos electorales). Este músculo de voluntarios, estudiantes, trabajadores, profesionales y técnicos estará al servicio de los 23 candidatos unitarios de las fuerzas democráticas en las elecciones regionales del 16-D.

Es hora de reforzar el trabajo social con las redes populares y profundizar nuestro modelo de organización para brindar un acompañamiento eficaz y permanente a los venezolanos en la solución de sus problemas cotidianos, que siguen allí; a los que darle solución es la verdadera razón por la que estamos en política. Por ello, es una obligación moral con millones de venezolanos seguir con más fuerza y con más fe.

Es el momento de profundizar en la estrategia de aproximación casa por casa, pueblo por pueblo, calle por calle, para seguir sembrando la semilla del cambio en todos los rincones de nuestra patria.

Vamos a seguir recorriendo el país, toda la unidad, acompañando a todos nuestros candidatos a gobernadores, sin importar del partido que sean.

Y estoy convencido de que con tu fuerza, con tu apoyo y tu participación, seguiremos creciendo. Muchas veces los cambios no se dan a la velocidad que uno desea, pero es seguro que ese cambio lo venimos construyendo, que ese cambio viene y que viene más temprano que tarde. Porque somos millones los que seguimos en este camino. Fuerza y fe, Venezuela.