• Caracas (Venezuela)

Julio César Rivas

Al instante

Julio César Rivas

Comunicado de JAVU

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los últimos días, hemos seguido con detenimiento los acontecimientos que se desarrollan en nuestro país. Tanto el ejercicio legitimo de la protesta pacífica, como el de las posiciones institucionales de los distintos factores que hacen vida en Venezuela.

La crisis política y económica, que se notaba desde el año pasado y que hoy recrudece, traduciéndose en humillaciones y miseria para las familias venezolanas, se ha transformado en un combustible de descontento, que pudiera traer para todos nosotros consecuencias imborrables.

En especial nos referimos a las largas colas humillantes que nuestras madres deben hacer para conseguir alimentos, sumado al arreo aberrante de militares sobre ellas, haciéndolas sentir como si se tratara de vacas en un corral.

Vemos con profunda preocupación la intención del régimen de originar enfrentamiento entre venezolanos jugando con el hambre sobre ellos, cuando la única culpa y responsabilidad, cabe en aquellos incompetentes que se hicieron del poder y les ha quedado grande el país.

Sabemos que la escasez y la inflación es la consecuencia del ejercicio por varios años de políticas erradas y fracasadas, que hoy nos tienen al borde de la quiebra.

Pretende el régimen madurista, achacar la culpa a una supuesta guerra económica de escala mundial, evadiendo reconocer los errores que hoy nos tienen malviviendo. Y en lugar de hacer los correctivos y tomar las medidas necesarias, radicalizan su socialismo marxista, atentado contra la propiedad, expropiando, controlando los asuntos económicos y cercenando las libertades fundamentales de los ciudadanos. Por tanto, estamos seguros y convencidos, que para remediar la crisis que padecemos, se necesita un cambio urgente y de raíz.

La iglesia venezolana, por medio de sus voceros en la conferencia episcopal, ha hecho un importante llamado y exhorto, a buscar el cambio con una renovación de ética y espíritu. Y aquí nosotros también queremos emularlos, debido a las reprochables actuaciones que muchos desde el paragua de la unidad han ejercido, contrariando principios democráticos y sobre todo de ética y valores. Nos referimos en especifico al papel que casi la mayoría de partidos políticos jugaron en la escogencia de los representantes de los poderes públicos, ignorando las advertencias que unos pocos parlamentarios hicieron para que no se prestaran al fraude que luego se termino concretando, con la designación de magistrados al TSJ, Rectores del CNE y cabezas del poder moral. Muchos deben explicar porque algunos integrantes de sus organizaciones aspiraban a ocupar cargos en los poderes, cuando la constitución establece imparcialidad.

No cabe en este país la pretensión de repartir el poder en parcelas, la renovación y el cambio que buscamos parte de la base de valores y respeto a nuestra constitución. Esa es la alternativa que el país necesita.

Entendemos el disgusto y la desesperación de nuestros conciudadanos, pero en JAVU nunca apostaremos a la guerra entre vecinos para dirimir nuestras diferencias, aun más cuando todos padecemos los mismos problemas, por causa de una pequeña cúpula corrupta, que desvío los recursos que se debían invertir en nuestro desarrollo para lucir yates, aviones y mansiones en las principales ciudades del mundo.

Por tanto, queremos dejar claro, que la plataforma juvenil de la Resistencia JAVU, siempre tendrá una agenda abierta y publica, para la participación ciudadana en el rescate de nuestra libertad y el retorno a la democracia.

Alertamos a los jóvenes, a las madres y a los vecinos, que desde el régimen madurista se están ejerciendo grandes esfuerzos para arrastrarnos al campo de la violencia, donde sin duda ellos tienen  la ventaja, por contar con la administración de las armas.

Convocatorias anónimas, infiltrados de su aparato de inteligencia que incitan al enfrentamiento, como  detenciones injustificadas y agresiones despiadadas, son parte del repertorio con el cual pretenden arrastrarnos a un campo, que para nosotros está PROHIBIDO.

Nunca hemos dado la espalda en momentos trascendentales, por eso queremos concluir con 2 llamados a sectores específicos, para que todos aquellos de acuerdo a su capacidad, disposición y del rol que juegan dentro de nuestra sociedad, empecemos a encaminarnos.

A los partidos, a la Iglesia y a la Universidad:

Tanto el chavismos, la disidencia y la resistencia, saben que para lograr el cambio que el país necesita es necesaria la dimisión de Nicolas Maduro. Por eso invitamos a la dirigencia política sin importar su tendencia ideológica a trabajar en los nombres de aquellos que deben conformar con urgencia la transición necesaria para salir de la crisis.

Llamamos a la Iglesia y a la universidad, a ser los intermediarios entre los distintos factores políticos y organizaciones civiles, para que de las conversaciones que ustedes encabecen, se puedan lograr nombres probos de una junta de transición donde todos los venezolanos estemos representados..

A los Jóvenes, a los Estudiantes, a los Vecinos, a la Disidencia, al Chavismo y a la Resistencia:

Sin importar nuestras diferencias, nuestro rol o creencia, el madurismo ha demostrado que no es competente y por igual a todos nos afecta. Nuestro llamado es a resolver la crisis en el terreno de la no violencia.

Simplificando la ruta en:

1- Reconocer que no debemos ni merecemos vivir entre la humillación, angustia y miseria.

2- Unificarnos por lo que padecemos, sin excusarnos o detenernos en lo que nos hace diferentes.

3- Exigir de todas las formas posibles, en paredes, volantes, conversaciones, etiquetas, mensajes de texto, cadenas y movilizaciones pacificas, la renuncia de Nicolás Maduro, para dar pasó a una transición de rescate al país.

¡Nicolás! Venezuela te quedó grande, ¡renuncia! y déjanos avanzar.

 

*Presidente Fundador de JAVU