• Caracas (Venezuela)

Juan Marcos Colmenares

Al instante

Somos mayoría

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el año 2007, Hugo Chávez propuso modificar 69 artículos de la Constitución Bolivariana de 1999, entre los cuales estaba el de conformar a Venezuela como un Estado socialista. El 2 de diciembre se celebró el referéndum y triunfó la opción del “no”. El pueblo decidió no admitir los cambios solicitados y rechazó la propuesta. Esta fue la primera derrota electoral del oficialismo confirmada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

También en otros comicios votamos mayoritariamente: tuvimos más votos en 1998 para el Congreso Nacional; en 2004 para el referéndum revocatorio; y más recientemente en las últimas elecciones parlamentarias y presidenciales. Pero el régimen utilizó todas las trampas, abusos, saboteos, engaños y acciones fraudulentas para mantenerse en el poder. Por miedo, comodidad o cobardía no actuamos en esos momentos como la mayoría que éramos.

Hoy Consultores 21 afirma que por primera vez en 17 años la oposición domina al chavismo en las preferencias de los electores y tiene posibilidades claras de convertir esa ventaja en una mayoría electoral. Datanálisis opina que la oposición es clara mayoría y el chavismo enfrenta su reto más difícil. Hercon Consultores revela que la MUD ganaría las elecciones parlamentarias en 13 estados y en 5 estados el oficialismo. Y Keller & Asociados señala que Maduro ha llevado al oficialismo a ser una clara minoría de 18%.

Somos mayoría los que rechazamos la inseguridad, la impunidad, la falta de principios y de valores. Somos mayoría los que sabemos que este gobierno es culpable de la crisis económica, de la escasez y de la inflación más alta del mundo. Somos mayoría los que estamos hastiados de este régimen que ha empobrecido al país, habiendo recibido los ingresos más altos de nuestra historia. Somos mayoría los que no creemos en cuentos y mentiras: la verdadera guerra económica es la que tiene este régimen contra la Venezuela productiva, cuando expropiaron y se robaron cientos de empresas de alimentos y de manufactura. Destrozó la producción de todas las empresas básicas, de las fincas de ganado lechero y de carne; de la industria azucarera, cafetera y arrocera. Por eso tenemos que importar todo lo que antes producíamos. Somos mayoría los que no confiamos en las instituciones, no confiamos en el CNE, ni en el Ejecutivo, ni en el sistema judicial, porque no tienen autonomía y no existe división de poderes.

Sin embargo, el ganar el próximo 6-D y ser mayoría en la Asamblea Nacional nos delegará serias obligaciones. Tendremos que asumir grandes y graves compromisos: rescatar la confianza en el sistema democrático; sembrar esperanzas a los pobres y a los jóvenes, de que sí es posible superar las dificultades con trabajo y preparación; y garantizar que esos cambios sean permanentes, pacíficos e irreversibles. Y para superar esos problemas todos somos necesarios. Por eso necesitamos impulsar un gobierno de concentración nacional, donde estemos representados todos venezolanos y las fuerzas vivas del país. Donde estén incorporados partidos políticos, sociedad civil, empresarios y trabajadores. Solo un gobierno con esa fuerza, que no sea exclusivista y sectario, un “gobierno de amplia base de unidad nacional”, puede ser capaz de enfrentar los problemas fundamentales que tenemos en Venezuela.

Hoy somos una gran mayoría quienes estamos cansados de vivir como lo estamos haciendo. Una mayoría que quiere cambio, que sabemos que merecemos mayores oportunidades y un futuro mejor. Que sí podemos cambiar y que lo vamos a lograr.

 

*Abogado

jmcolmenares@gmail.com