• Caracas (Venezuela)

Juan Carlos Ballesta

Al instante

50 años de satisfacción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace justo 50 años, el 6 de junio de 1965, se produjo el gran punto de inflexión en la carrera de la aún joven banda londinense The Rolling Stones. Desde entonces, el riff y la letra de “(I Can’t Get No) Satisfaction” han pasado a formar parte del inconsciente colectivo y epicentro del repertorio en vivo de la banda. Nuestra investigación nos hace concluir que desde que la tocaron por primera vez en concierto el 3 de septiembre de 1965 en Irlanda hasta el Zip Code Tour 2015 por Estados Unidos la han interpretado más de 1.300 veces, sin contar las presentaciones para TV y radio de entonces.

La noche del 6 de mayo de 1965, tras el caótico concierto en el Jack Russell Stadium de Clearwater, en Florida, Keith Richards se fue a dormir a su habitación del Fort Harrison Hotel. En medio de la noche se despertó, agarró la guitarra acústica y presionó la tecla REC de su grabador portátil con una melodía en mente. El cansancio, sin embargo, lo venció de nuevo y volvió a quedarse dormido. Al revisar la grabación se encontró con el famoso riff seguido de sus ronquidos.

Los Stones estaban en medio de su tercer tour norteamericano, en soporte del disco Now! (1965), uno de los varios editados solo en Estados Unidos con material tomado de los singles y EP ingleses. La canción “The Last Time” había entrado al Top Ten, pero aún faltaba un golpe definitivo para dar el brinco y consolidar a Jagger y Richards como una dupla de compositores del nivel de Lennon y McCartney.

Tras escuchar el riff y a Keith decir que se había inspirado en “I Can’t Be Satisfied” de Muddy Waters, Mick escribió la letra en diez minutos mientras descansaba en la piscina del hotel. El texto se refiere a los dos lados de Estados Unidos, el real y el ideal, a través de un hombre que busca la autenticidad sin lograrlo. Jagger había percibido durante las constantes giras por el vasto territorio norteamericano el gran comercio que se movía alrededor de cualquier cosa, algo que solo años después aprendieron a manejar para ganar grandes sumas de dinero con patrocinios y merchandising. Jagger ha reconocido que esa letra reflejaba su agrio punto de vista del mundo en aquel momento, su frustración e insatisfacción ante todo.

El 10 de mayo entraron a grabar a los Chess Studios de Chicago, pero no lograron su cometido y se trasladaron a los RCA Studios de Los Ángeles, donde sí pudieron grabar a satisfacción el tema predestinado a convertirlos en los inmortales Stones.

Richards usó el recién creado Fuzz Box de Gibson para crear un efecto de saturación que él entendía era para reforzar una sección de metales, que nunca llegó a usarse a pedido del manager Andrew Loog Odham, auténtico impulsor de la canción que en principio no convencía a los compositores. Jagger le puso su sello, que aún estaba construyéndose, una mezcla de displicencia y rabia contenida, mala educación y desafío al status quo. Charlie Watts, por su parte, aportó un sólido y seco beat de redoblante que junto con la pandereta de Jack Nitzsche (habitual colaborador aquellos años), el bajo siempre acertado de Bill Wyman y el soporte rítmico de Brian Jones, redondearon el inmortal tema.

La canción fue incluida en la versión americana de Out of Our Heads, lanzada el 30 de julio de 1965, pero no en la versión británica. En Gran Bretaña fue lanzada como single el 20 de agosto de aquel año, convirtiéndose en el primer número uno mundial que lograban.
“(I Can’t Get No) Satisfaction” fue una pesadilla para el establishment. Su lascivo contenido inquietó a padres, profesores y medios. Siempre se dijo que el título era incorrecto por ser una doble negación. A contracorriente se convirtió en un hito. Y a pesar del desgaste que supone haber estado sonando por 50 años y tocada en vivo miles de veces, aún conmociona.
 
Nota: Todos los viernes de agosto (7, 14, 21 y 28), en la Sala Cabrujas de Los Palos Grandes, se exhibirán películas y videos que mostrarán desde los inicios de la banda. Habrá invitados especiales conversando al final de cada proyección. Detalles enwww.facebook.com/Ladosis y cultura.chacao.gob.ve


@jcballesta
@revistaladosis