• Caracas (Venezuela)

Juan Carlos Ballesta

Al instante

Venezuela: lo mejor de 2015

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El año a punto de finalizar es probablemente el más difícil al que se han enfrentado los venezolanos en su historia. La lista de dificultades es amplia y no sorprende por tanto que en 2015 hayan decidido irse del país varias bandas y músicos de importancia, entre los que podríamos mencionar a Okills, Tan Frío el Verano, los miembros de Viniloversus que aún faltaban, Mcklopedia, el percusionista Diego “el Negro” Álvarez, el bajista Enrique Pérez (Mojo Pojo), el baterista Simón Hernández, el guitarrista Hugo Fuguet, el cantautor Carlos Angola, los hermanos Nana y Rafael Cadavieco y otros más que se suman a los que se fueron en años anteriores como La Vida Bohème, Ulises Hadjis, Carlos Reyes (Chucknorris, Claroscuro), Pablo Estacio (Bacalao Men), Fabby Olano, Oswaldo Grillett y muchos más. Eso sin mencionar a los que ya llevan bastantes años radicados fuera del país y a los que planean mudarse en 2016.

Lo positivo que arroja esta desbandada es la proyección de la cultura musical venezolana en el mundo, una circunstancia que han vivido otros países de la región que en el pasado sufrieron de dictaduras (Argentina, Brasil, Chile) o crisis económicas y políticas severas como Colombia. Mención aparte merece el caso cubano, que hace décadas provocó que muchos músicos salieran de la isla contra su voluntad, llevándose consigo la música y expandiéndola por el mundo.

Con todo en contra, sin embargo, los venezolanos se las han arreglado para que 2015 haya sido un año productivo e interesante, lleno de música de alta calidad. Alrededor del mundo y en el propio territorio, los músicos nacidos en Venezuela y que empezaron su carrera en el país han producido material de excelente factura.

Singles

La cantidad de discos no fue tan significativa, porque ahora muchos artistas han optado por ir editando su música a cuentagotas, es decir, canción por canción, muchas veces acompañada de un videoclip. Es una forma inteligente de rendir la inversión, que se adapta a las formas de mercadeo musical en tiempos de inmediatismo y exceso de oferta. Tal es el caso de bandas de rock como Los Mesoneros (“El paraíso”), el prometedor grupo Dandy León (“Cómprame”), el circunstancial proyecto Arawato (“La apertura”), el grupo Vltravioleta (“Sombra”, otro grupo con integrantes recién mudados de país) o la cantautora Laura Guevara (la mayor ganadora en los Premios Pepsi), cuyo tema “El constructor” tuvo gran exposición. Laura, sin todavía publicar su esperado debut en estudio, ha sido una de las triunfadoras del año, colaborando con muchas bandas y artistas.

También Desorden Público lanzó el adelanto de su próximo disco, el controversial tema “Todo está muy normal”. Por su parte, Edward Ramírez y Rafael Pino crearon la canción “Viernes de quincena”, mientras que el cantautor Garc1a (Kreils García) se aventuró con “Gravedad”, en un estilo más íntimo, menos eléctrico. Bolívar Caribano también estuvo activo, ofreciendo varias canciones sueltas a lo largo del año. Luis Irán (ahora trabajando solo con su apellido) fue otro que abordó el tema de la diáspora en su tema “Maiquetía”. Desde Londres, Baldomero Verdú junto con su banda Tonto Malembe no se olvida del país, ofreciendo un valioso tema de denuncia llamado “Tú estás robando”. El veterano Yatu reapareció con el tema “Lo que vendrá”, mientras otro falconiano, Vargas, publicó “Honesto” (con Laura Guevara en la segunda voz), parte de su segundo disco Ciudades mareadas. Por su parte, Bacalao Men, ahora en Miami, volvió con “El maletín”, otro de sus distintivos temas con crítica sociopolítica y humor.

Discos rock

Dentro del pop-rock se editaron discos magníficos como Y/O de Charliepapa, con el que la banda merideña ha llegado a los Latin Grammy; el segundo de Okills, América Supersónica, con el cual pretenden abrirse camino en México; Re&Sol abierto, el nuevo zarpazo noisy del quinteto de Barquisimeto, Niño Nuclear y los Mutantes de Saturno; Incisiva realidad, el debut de Panzer, el proyecto paralelo de Ciro Moreno, bajista de TLX, otra banda marabina con excelente disco, 46dpi. El teclista/cantante de TLX, Heberto Áñez, también estuvo muy activo, tanto con su proyecto Sr. Presidente (antes sin el Sr.) con el que editó el estupendo Ilustre ventanal de estrategias, como en su rol de productor de Recordatorio, el nuevo proyecto solista de Armando Áñez (ex Americania). El disco Lógica resbalosa es una joya del indie pop y el de empaque más atractivo. El cantante y guitarrista de Viniloversus, Rodrigo Gonsalves, sorprendió con No estás solo, su debut como solista con el seudónimo de Rodrigo Solo, un trabajo íntimo y reflexivo.

Otros discos de rock relevantes fueron el esperado regreso de Caramelos de Cianuro (8), con una notable producción; de Valencia, la banda La Nota Ignota con el disco Cherry; la reaparición y despedida de Los Telecaster con Ateneo. Otros grupos más nuevos como Retrovisor o Los J dieron su primer paso discográfico.

Desde Barcelona, España, Willbert Álvarez irrumpió con su primer esfuerzo paralelo a Luz Verde, el disco Musical Animal. Otro legionario, Ramsés Meneses con Mcklopedia expande sus límites mucho más allá del hip hop que lo dio a conocer con Frontera.

Un venezolano con años en Barcelona, España, Gabriel Millán, sigue adelante con su interesante proyecto de rock experimental llamado Etermortífera.

Canción de autor

El terreno que sin duda ha arrojado los trabajos más interesantes es el de la nueva canción de autor. El marabino Diego García con su proyecto Hotel ofreció el mini-LP Paisajismo nocturno; desde San Cristóbal, José y El Toro (William José Cacique Toro) debutó con el delicado Retrato; el zuliano Ulises Hadjis editó Pavimento, un excelente tercer disco ahora radicado en México DF; Loocila volvió con Sin miedos y sin esperanzas. Un caso aparte es el del merideño Rafael Zamora, quien debutó con Cuando vestía de Kilt casi a los 60 años.

Hay que mencionar especialmente el gran y generoso ofrecimiento de José Ignacio Benítez con su proyecto Domingo en Llamas al publicar cuatro discos en simultáneo, cada uno con su propia personalidad. Adolfo Prieto 232, Canciones sobre un éxtasis de harta contemplación, El clan de las luces y Nicanor conforman un cuerpo de trabajo de excepcionales dimensiones. A ellos se une el magnífico álbum junto con Gustavo Guerrero (director de la banda de Natalia Lafourcade, ex Cunaguaro Soul/Bacalao Men/Monsalve y Los Forajidos/Cabezón Key) bajo el alias de Augusto Bracho y Moisés de Martín. El disco Pajarera vertical es una joya del folk-rock latinoamericano cocinada a fuego lento.

Fusión, latina y tradicional

El campo de la fusión arrojó varios discos notables como De película, el nuevo álbum de Los Crema Paraíso (José Luis Pardo, Neil Ochoa), joropo, onda nueva y rock desde Nueva York; Estación espacial Caracas, funky-lounge-jazz de La Provisional, proyecto del guitarrista Humberto Scozzafava; el bugalú psicodélico del grupo falconiano María Lavanda; la electrónica con ritmos afrovenezolanos de Zoom Soon Bao y Diablos; el joropo con ponzoña jazz de Víctor Morles Natural; el segundo volumen de Rock and MAU, proyecto que dirige Álvaro Paiva (que también debutó como solista con un disco de canciones), con una diversa cantidad de adaptaciones de temas pop-rock a los ritmos venezolanos.

La banda de reggae fusión de Maracaibo, Jahkogba, regresó con Lo que soy.

Los Amigos Invisibles lanzaron su esperado disco acústico, que acompañaron con una exitosa gira. Su percusionista, Mauricio Arcas, publicó Tropicalia 6.0 con su conocido alias de Maurimix.

C4 Trío, en su décimo aniversario, puso a la venta un ambicioso DVD, con invitados de todo tipo, ampliando cada vez más su espectro musical.

En el terreno estrictamente latino hay que mencionar en especial al segundo disco de La Séptima Bohemia, así como lo nuevo de Alfredo Naranjo y El Guajeo (con varias colaboraciones), grupos emblemas del son y la salsa.

Electrónica

La electrónica no tuvo particularmente mucha producción. Pero como pasó en 2014, el gran Alejandro Ghersi, aka Arca, lleva el nombre de Venezuela en alto con su segundo disco, Mutant. Tan Frío el Verano, ahora en Buenos Aires, prueba que no importa donde se esté si se está claro con lo que se quiere proponer. TVF dio un golpe de timón hacia la electrónica menos obvia de la mano de Rafael García con el tercero de la trilogía de las estaciones, el arriesgado Otoño.

Desde Barcelona, Francisco Mejía (antes Pacheko y ahora Phran) editó dos interesantes EP; Bumbac Joe (antes Demetrio de Caracas, ahora en Chicago) lanzó el EP The Hot Revolution; Los Humanoides publicaron Abducciones y Mutaciones Vol. 1, que como su nombre indica son versiones y temas bizarros. Cheo Martinz, por su parte, sigue con sus exploraciones dentro del lado más atmosférico de la electrónica.