• Caracas (Venezuela)

Juan Carlos Ballesta

Al instante

Asaf Avidan, el israelí global

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tiene 35 años. Nació en Jerusalén. Estudió animación audiovisual en la Academia Bezalel de Arte y Diseño de Jerusalén. El cortometraje que le sirvió de trabajo final, Find Love Now, ganó su categoría en el Festival de Cine de Haifa. La música llegó después, universo en el que se dio a conocer hace 9 años.

No es un artista nuevo, pero al mismo tiempo lo es para cada persona que lo descubre en el mundo. Su voz, potente y algo andrógina, no pasa inadvertida y sin duda es su principal gancho. Algunos, al escucharlo sin verlo, se confunden.

Asaf Avidan es un producto de su tiempo. Sin Internet no cabe duda que sería una estrella en Israel, su país, pero probablemente no tantos lo conocerían en el resto del mundo. El fenómeno Avidan es ya imparable. Tampoco sin la globalización su música sería como es, llena de guiños al folk y el soul de Norteamérica. Ni su look sería una mezcla de guerrero punk con modelo de revista europea de modas.

Avidan decidió dedicarse a la música tras sufrir una decepción amorosa que lo dejó muy tocado. Trabajaba en Tel Aviv como animador digital y ese episodio lo hizo regresar a su ciudad natal. En Jerusalén edita su primer EP, Now That You´re Leaving (2006), que fue recibido con estupendas críticas.

Durante la gira acústica de presentación a través de Israel, decidió armar una banda junto con los músicos Ran Nir (bajo), Yoni Sheleg (batería), Roi Peled (guitarra) y Hadas Kleinman (cello), bautizada como The Mojos. Tras la edición del primer disco con la agrupación, The Reckoning (2008), no tardarían en hacerse famosos en Israel, tocando por todo el territorio su mezcla descarnada de blues y folk.

Para mayor suerte, el tema “One Day /Reckoning Day” fue remezclado por el berlinés DJ Wankelmut, quien transformó el delicado lamento acústico de Asaf en un himno de las pistas de baile, agregando beats y distorsión vocal. Si bien no era la forma más exacta y representativa de sus composiciones, sirvió para llamar la atención en Europa. El remix fue número 1 en 14 países, mientras que el video cuenta con más de 150 millones de vistas en Youtube.

Los siguientes discos de Asaf Avidan & The Mojos, Poor Boy/Lucky Man (2009) (editado con dos portadas distintas, contrastando entre el niño pobre y el hombre con suerte) yThrough the Gale (2010), con más y mejores arreglos que el debut, continuaron aumentando el éxito y los viajes a Europa y Estados Unidos. Esos dos álbumes se editaron de forma continua y permitieron que Asaf y su grupo tocaran en varias ocasiones y lugares emblemáticos como la Puerta de Brandemburgo en la Copa Mundial de Atletismo en Berlín, en el cierre del Festival de Cannes, en China, en el tributo a The Who en el Carnegie Hall de Nueva York, así como en docenas de festivales.

A pesar del éxito obtenido con The Mojos, tras presentarse con Robert Plant, Ben Harper y Lou Reed, Asaf decidió tomarse una pausa y repensar su carrera. En 2012 lanzó su primer disco solista, Different Pulses, un interesante preámbulo para el segundo y reciente capítulo, Gold Shadow(2015), un soberbio y emotivo disco lleno de inflexiones soul que en algo recuerdan a Amy Winehouse y cantantes de los años sesenta.

Asaf Avidan ya dejó de ser un diamante en bruto para convertirse en uno de los cantautores más sólidos y distintivos del momento. Es hora que esta parte del planeta lo descubra.

 

@jcballesta

@revistaladosis