• Caracas (Venezuela)

José Rafael Avendaño Timaury

Al instante

Procrastinar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carnestolendas en el año 2016. ¡No hay ni pan ni circo! Los bulliciosos y festivos días de otros tiempos se han desvanecido en Venezuela. Apenas queda un borroso recuerdo; para algunos, muy pocos, de otros tiempos. Para la mayoría los carnavales patrios son algo abstractos, casi indefinibles: días no laborables, carencia casi absoluta de caretas, disfraces y de ritmos caribeños, deliciosos y propicios para aventuras galantes; además de baños de agua (el Libertador en la Lima de 1828 los evocaba y echaba de menos) y de otras sustancias. El tremedal venezolano los hizo naufragar, al igual que otras muchas cosas, convirtiéndolos en reminiscencias, al igual que otras tradiciones, desdibujadas en el tiempo y en el espacio, casi sin sentido ni valoración alguna.

…La política criolla, que tiene mucho que ver con las modalidades de celebraciones carnavalescas, por la variedad de disfraces, sigue a ritmo de conga: un pasito para atrás, otro para adelante y fintas de costado. Las danzas tienen la virtud de sumergir a los bailadores en terrenos de ensueños. Los sueños (conscientes o inconscientes) al decir de los bardos y psiquiatras, son representaciones recurrentes y gaseosas en las mentes.

Dos partidos opositores (VP y CR) han manifestado públicamente propuestas para resolver el aspecto político de la crisis nacional. El primero señala que abrió una consulta popular, algo artesanal, de calle para escoger la vía propicia: revocatorio, asamblea constituyente, modificación puntual del texto constitucional etc. El otro introdujo una proposición formal ante la Asamblea para recortar el periodo presidencial a cuatro años y establecer la reelección por una sola vez. El Dr. Ramos Allup y la señora Machado señalan que lo deseable es la renuncia de Maduro. Corriendo, una vez más, la inefable arruga que permite obtener el “oxígeno” necesario para que el gobierno siga sobreviviendo. No estoy claro en si lo señalado por el presidente de la AN significa que introdujo en el congelador su propuesta original de: ¡Nuevo gobierno ya! En seis meses de manera constitucional, es decir, democrática y electoral; todo de acuerdo con el texto constitucional vigente. “El correo de las brujas” anuncia que se viene “amasando”, por diversas medios, la tesis de que la vía transaccional de negociación política iniciada con motivo del nombramiento del vicepresidente de la República, cuyos resultados conocimos con la desincorporación y/o acatamiento de la célebre sentencia de la Sala Electoral del TSJ. (Tres diputados a cambio de la comparecencia del presidente a la sede de la AN con motivo a su tradicional informe anual continúa “entre gallos y medianoche”). Según esta conseja, sectores del oficialismo –descabellando testas– propician la renuncia de Maduro, con el consecuente interinato oscuro del vice. Con elecciones presidenciales este año, o con acuerdos pactados para que el émulo de Obama culmine los tres años restantes. Todo de acuerdo con lo que proceda según lo establecido en mentes fabuladoras y en la carta magna; en concordancia con lo que se derive puntualmente de la negociación. (Para estos fabuladores, Fouché no nació ni en Nicaragua ni en Francia, sino en Gafilandia)… ¡Deseos no empreñan! Reza un viejo y vernáculo refrán.

…Como la “normalidad republicana” venezolana retornará a partir de la segunda quincena de este mes, con la secuela de que la mitad de febrero transcurrió anodina; con mucha pena y poca gloria: la MUD continúa muda; sin señalar la propuesta concreta de solución global de la crisis nacional, incluyendo el impostergable planteamiento político que todos conocemos, o intuimos, y esperamos con ahínco. Si continuamos parpadeando y “corriendo la arruga”; producto de indefiniciones y carencia de decisiones, derivadas por falta de claridad y tozudez, entre otras cosas, finalizará este año en un incesante periplo de dimes y diretes que solo beneficiará al gobierno nacional en su empeño de ganar tiempo –en la batalla con balas de salva que confrontamos actualmente– ejerciendo el poder hasta 2019.

El régimen, por su parte, sigue con su inmodificable estrategia a través de su táctica manifiesta. La Sala Electoral dictaminará nuevas decisiones producto de impugnaciones. Amazonas continúa en el limbo sin tener representación popular. Milicos y civiles (todos altos prebostes) alzados contra la Constitución al desacatar la obligante comparecencia ante el Parlamento, y de sus decisiones. Seguramente la adormecida Sala Constitucional se sacudirá de su letargo emitiendo nuevas interpretaciones torticeras de la CN para justificar, entre otras cosas, la aberrante conducta de grises personeros del Ejecutivo que se sienten “guapos y apoyados”.

El Nacional reseña: La Comisión de Finanzas de la AN devuelve la proposición del Ejecutivo de aumentar el valor de las UT por ser calculadas de manera impropia. (Gobierno propone el ajuste en 18%. La Comisión aspira a que el acomodo exceda el 100%, ya que el índice de inflación en septiembre de 2015 había superado dicho índice). No se ha señalado absolutamente nada para el reajuste necesario del salario mínimo. ¡Extraña dialéctica! Esgrimida por los sesudos economistas que asesoran a la Comisión. “Las Tasas e impuestos derivados de las obligaciones fiscales deberán ser ajustadas en más del 100%”. Todo recaerá, entonces, en los escuálidos bolsillos, exprimidos por la corrupción y desaciertos gubernamentales, de los venezolanos esquilmados por la voracidad confiscatoria oficial. El gobierno nacional está de plácemes con el espaldarazo de la mayoría parlamentaria al aumento del ajuste; así como el apoyo del nuevo precio de la gasolina (más de 63,1% diputados de la MUD la apuntalan). 78 presos políticos continúan en las ergástulas gubernamentales; luego de 30 días de actividad parlamentaria sin propuesta concreta. Las cabezas de la FGR y de la DP pretenden, con bravuconadas, deslegitimar las atribuciones constitucionales de la AN. El CNE y la CGR guardan un celestinesco silencio en áreas de su competencia. (Un Estado sin representación parlamentaria y corrupción administrativa en metástasis). “El Buñuelo” es un hampón ligado a la oposición. Maduro dixit: “Nos estamos preparando para no permitir, ni por las buenas ni por las malas, que la oposición tome el poder”…

El párrafo anterior reseña, a manera de síntesis, la “cotidianidad” reinante en los días previos a la publicación de este artículo. Vale la pena ponderar debidamente todo. El reposo festivo y el comienzo de la Cuaresma son propicios para hacerlo… Luego, sin más dilaciones, ¡tomar decisiones!