• Caracas (Venezuela)

José Rafael Avendaño Timaury

Al instante

Pragmatismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es mi intención sumergirme en el terreno iniciado por William James. A pesar de que la corriente filosófica por él iniciada está fundada con argumentaciones sólidas y que su estudio ha trascendido el ámbito eminentemente filosófico y académico.

La crisis de Venezuela no está para disquisiciones teóricas; para que se efectúen sesudos y acertados análisis económicos planteando con rigor académico aplicaciones puntuales a un régimen reacio a aceptarlas, sencillamente porque contravienen la médula –contra natura- de su pensamiento político económico probadamente anacrónico. Menos, que lo que sobrevive del sector productivo, solicite nuevos diálogos a un ejecutivo inepto propiciador de pillerías, además de sordo, guapetón con el débil y bocón.

Me referiré, fundamentalmente, a la acepción si se quiere “vulgar” o popular del término, donde la ética y otros valores importantes están indecorosamente excluidos. Acaba de comenzar la fase fundamental en la calle de la carrera electoral que culminará el 6 de diciembre. No somos muchos los venezolanos que en esta hora dramática; donde se juega el destino republicano y democrático, los que nos hemos negado a colocarnos las siempre convenientes gríngolas, propiciadas por el gobierno nacional, la MUD y los demás sectores inmersos en el carnaval. Todos con el falaz convencimiento de que es la panacea para salir de la Crisis Nacional. El tema inocultable, amplio y objetivo –ventajismo; carencia de árbitros probos; todos los poderes públicos subordinados y obsecuentes al régimen; el apuntalamiento “constitucional” del fraude en ciernes y la segura negativa a aceptar los resultados indudablemente adversos- los he tratado en diversas ocasiones. Sin menoscabo de que en futuras oportunidades, me refiera nuevamente a ellos de manera precisa.

De los mayores sectores de oposición organizados, indudablemente, el más representativo es la MUD. Este órgano, sin detrimento de anteriores aciertos y de los recientes errores, se perfila como única alternativa –por su propuesta simple- para muchos compatriotas confundidos que desean el término de la pesadilla insomne en que se ha convertido el gobierno; arrastrando a Venezuela en un abismo de precariedad jamás conocido en nuestra historia.

En las primeras de cambio, sobresalen dos aspectos convenientemente maquillados: el primero, –repetitivo, cansón y engañoso- referido a la quimera de que una vez aceptada por el régimen la mayoría parlamentaria, la misma se abocará de inmediato a investigar todos los latrocinios cometidos; interpelar ministros y demás burócratas; ejercer a plenitud las competencias de legislación y control. ¡Esta es su consigna fundamental!, a desarrollar en la campaña. Lo otro se refiere a lo que algunos denominan como “albañilería”. (No es un término despectivo y de ninguna manera agresor contra ese importante gremio). Me refiero a la llamada reestructuración operativa de la MUD. Prevalece de manera ostentosa que cuatro partidos se han subrogado la representación plena: AD, PJ, UNT y VP. (Todos menos AD, tienen candidatos presidenciales definidos o solapados para 2019 o para desempolvar el último As constitucional electoral: el Referéndum Revocatorio). Los otros conforman lo que en el viejo lenguaje coloquial se llama “el bajo perraje”, susceptibles todos de ser alimentados por la nutriente burocracia parlamentaria. Como en la edad media, los cuatro novísimos señores feudales se repartieron la parte gorda del festín y los restos, menguados, fueron debidamente repartidos al resto de la “plebe” partidista. Este “buró político operativo” asumió formalmente el diseño y aplicación de toda la estrategia y táctica político electoral –demagógica, reducida, difusa y sin “punch”- en el comando de campaña. En esa directiva codirigen con los tres gobernadores opositores y otros convidados (¿de piedra?) como la señora María Corina Machado, Antonio Ledezma y Andrés Velásquez. En las tablas y tramoyas del teatro mayor donde se escenificará el sainete, el CNE, veremos al representante oficial opositor (UNT) interactuar con el jefe de AD, ambos en roles de protagónicos y exclusivos vedettes, con la debida primacía del político sobre el técnico. Va a resultar divertida, además de trágica, la comedia bufa puesta en escena, donde las cuatro féminas ejercerán todo el ilegítimo poder –a lo Jalisco- indebidamente otorgado por el gobierno. El doctor Ramón Guillermo Aveledo se enteró de su destitución como encargado de las relaciones internacionales –hombre serio, con formación y con aprestos diplomáticos- por la prensa. Quedó establecida la supremacía social demócrata luego de la debacle social cristiana propiciada por el gobierno.

Es necesario hacer una breve reflexión acerca de la manera como el PSUV y la MUD manejan sus respectivas estrategias y tácticas; las relaciones entre los diversos partidos y grupos; y la peculiar dialéctica de imposición de las políticas. ¡Son asombrosamente idénticas! En el oficialismo, el PSUV es bicéfalo (con dos presidentes de poderes formales en simbiosis permanente) y en la MUD, que es un cuarteto. Esta similitud de conductas da mala espina, y si se ahonda en el análisis, el futuro no resulta muy esperanzador. Por ello, ratifico que en la hora actual se hace necesario que se hagan prevalecer los altos intereses nacionales por encima de intereses subalternos. Será en época de normalidad  republicana y de ejercicio democrático pleno, cuando sea factible la ocasión para presentar las opciones ideológicas o grupales en la cotidiana disputa del poder.

En el ínterin, el gobierno nacional sigue aplicando su vieja tesis de involucrar a los partidos y personas opositoras en toda clase de crímenes y delitos. No solamente para desacreditarlos y eventualmente “enchironarlos”. También para intentar aglutinar y elevar la moral; imposible por la amoralidad fangosa que cubre al gobierno, a la todavía masa popular que le sigue incondicionalmente y de manera inexplicable. La entrega ominosa del Esequibo continúa “a paso de vencedores” con la pasividad alcahueta y permisible del gobierno. Un coronel activo: “Chavista pero no pendejo” (dixit) es detenido por declarar a la prensa y emitir conceptos críticos sobre la nefasta gestión gubernamental y corruptelas. La conseja estriba en que todos los milicos pueden opinar políticamente como bien les venga en ganas. Al resto de militares críticos, les está vedado hacerlo; a pesar de la célebre interpretación de la Sala Constitucional del TSJ, quien el año pasado les otorgó el correspondiente patente de corso a ser aplicado unilateralmente.

La canilla de pan sobrepasa los 40 bolívares; el cartón de huevos superó el millar. Al igual que los granos, la carne  y demás proteínas son un lujo;  el precio de las populares latas de sardinas y atún desbocadas rumbo al infinito.

El llamado Caracazo de febrero de 1989; tan sublimado por los líderes, politólogos y sociólogos gubernamentales pontifican que la causa fue el “discreto” (si se compara con todos los actuales)  aumento de pasajes precedido por el anuncio de la aplicación inminente del paquete de medidas económicas. Todo culminó –no precisamente en gesta revolucionaria- en saqueos generalizados de todo tipo de mercancías; perpetrado fundamentalmente por el “lumpen” en ese sui géneris “desorden organizado”. Ahora me pregunto, sin encontrar respuesta sensata: ¿Qué sucede en Venezuela cuando los pobres y la mayoría de la clase media en general, más del 90% de la población en general, nos encontramos acogotados por la Crisis Nacional; y por ahora la protesta tímida en penumbras, a media voz, con sumisa pasividad y la inaudita resignación son la única respuesta? Todavía existen otras salidas constitucionales pertinentes. Una elección parlamentaria, siempre importante en otras condiciones, no resolverá –así hay que decirlo, sin titubeos y con valentía- lo sustantivo la crisis. A partir del 7 de diciembre se subirá el telón bajado el día anterior finalizando el primer acto. El segundo comenzará seguramente en un nuevo escenario remozado, con relevo de actores protagónicos y secundarios, pero con el mismo público.

cheye@cantv.net

@CheyeJR

Blog: https://jravendanotimaurycheye.wordpress.com