• Caracas (Venezuela)

José Rafael Avendaño Timaury

Al instante

Disrupción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

…Lo que sucede en el país es inocultable. Además de preocuparnos debe motivarnos para estar prestos y asumir con valentía cívica las consecuencias de los despropósitos gubernamentales; para nada fortuitos, producto de una estrategia establecida hace años por el régimen cuya única y real intención es la de mantenerse a como dé lugar en el ejercicio del poder; hasta 2019 (por ahora). De esta manera podrán seguir disfrutando de las prebendas inapreciables para satisfacer a sus golosos conmilitones y a su insaciable gula proveniente del dispensador de canonjías; es decir, la Tesorería Nacional. Ha sido la generadora de todas las nuevas riquezas –conocidas y aún por conocer- mal habidas formadoras de una novísima y peculiar oligarquía aparentemente consolidada. Para Maduro & CA., esto no es de ninguna manera negociable. Menos aún la de aceptar el veredicto popular en ciernes, indudablemente adverso para el régimen, de manera democrática.

   El TSJ ha sido el ariete –como otros poderes subalternos- para golpear a la oposición y cimentar con visos de dudosa legalidad y legitimidad al régimen. Ilusos aquellos que continúan ejerciendo la facultad de legislar en una AN maniatada y sin capacidad de implementar medios de autodefensa constitucionales. Iniciaron el año con la desincorporación “a lo Jalisco” de tres parlamentarios dejando sin representación al Estado Amazonas. La Sala (in) Constitucional –al decir del doctor Ramos Allup- ha producido, casi en serie, diversos bodrios ofensivos: Inconstitucionalidad de la Ley del Banco Central y la Ley de Amnistía (por ahora). Continúa asechando, como “caimán en boca de caño” la anunciada enmienda que seguramente se aprobara pronto para reducir el mandato presidencial. El destino será, de manera ineluctable, similar a lo acontecido con la Ley de Amnistía.

   Ya la fiscalía, la contraloría y la defensoría del pueblo han ejecutado debidamente, como dependientes obsecuentes del poder ejecutivo, todas sus instrucciones. No existen razones para pensar que esta conducta, celestina y reiterativa, vaya a ser modificada.

   El inefable CNE, (cueva pantanosa de alimañas y reptiles donde chapotean cuatro arpías) luego de una actuación de muy bajo perfil asume el rol protagónico crucial con motivo al Referéndum Revocatorio. “Corriendo la arruga” anunció nuevas modalidades para perfeccionar (a su manera) el procedimiento para ponerlo en marcha. No abrigo duda alguna en que continuará con las tácticas dilatorias de rigor para retardarlo y hacerlo inútil. A lo mejor –si se me permite fabular- harán lo imposible para que Maduro se vaya del solio presidencial de la misma manera como llegó, propiciando acuerdos sibilinos. Quizás, porque muy pocos lo quieren en su partido y demás satélites, juegan a que lo sustituya el vicepresidente de turno. Pretendiendo “lavarse el cabello con un nuevo champú de popularidad” (como decían los cubanos en su jerga añeja) creando novedosas espectativas; tanto a la escasa masa popular que aún, inexplicablemente, se mantiene fiel a la robolución, como a algunos opositores trasnochados. Aparentando en una especie de espejismo, que se cumplen los lineamientos constitucionales. A la manera de “acto garibaldino”. (Que se cambie todo para no cambiar nada).

   La MUD solamente se ha ceñido a protestar mediáticamente la sentencia que hace estéril la Ley de Amnistía aprobada por la AN. Un vocero de la misma convoca a una manifestación popular a efectuarse el último día feriado del largo puente de esta semana (19 de abril). Si no la suspenden –no por lluvia, sino por pre jolgorio- todos debemos comparecer ratificando la irreductible voluntad de cambio mayoritaria. Ojalá que de ese acto emerja una proposición combativa y sistemática para enfrentar con decisión los inescrupulosos planes continuistas del gobierno y no se convierta en otro “saludo a la bandera”. Persisten, fabulando nuevamente, en la discusión, no ya de una, sino de tres enmiendas. Nuevamente condicionan la participación en la mesa de Negociación Política con el gobierno (Comisión de la verdad)… ¡El sainete continúa!

   Me llama poderosamente la atención la manifestación de voluntad de diversos voceros calificados de la oposición organizada .Han comenzado a lanzar precandidaturas para la elección de gobernadores a efectuarse este año. Iniciaron el periplo en el Estado Bolívar. Hay precandidatos apoyados por partidos en los Estados Delta Amacuro, Monagas etc. (“El que amanece, recoge agua clara”). Se asoman otras múltiples opciones en las demás regiones. No me opongo a que, llegada la oportunidad (de manera democrática y constitucionalmente) se participe en esa importante elección. Sin embargo me permito señalar que la prelación de todo acto político actual es el “Referéndum Revocatorio ya! Venezuela no soporta a este gobierno corrupto y opresor hasta 2019. Intentan, prolongando la agonía, obtener el premio de consolación con una eventual mayoría de gobernadores de oposición. Es el tradicional “canto de sirenas” que obnubila e hipnotiza a muchos opositores. Caer en ese perverso juego acarreará una responsabilidad histórica ineludible para todos los partidos y dirigentes que tozudamente siguen aplicando políticas de gabinete inapropiadas en la actual coyuntura. Aplicar terapia de pañitos calientes en cuerpos invadidos con metástasis generalizada no es otra cosa que quimeras fantasiosas.

   Ya la “lámpara”, a la que se pretendía darle la patada, no existe porque Maduro la hizo añicos. La Constitución Nacional es un mero librito que se desempolva cuando conviene al gobierno; previa interpretación torticera eructada -al ser mal digerida- por la Sala Constitucional del TSJ. El CNE continuará con su táctica dilatoria para que el Referéndum Revocatorio no se realice este año e impedir que de esta manera se produzca el cambio presidencial y sus consecuencias. La mayoría de diputados de la oposición persisten en realizar este tipo de política. Aprobarán las enmiendas reductoras de periodos y otras leyes. Luego, inexorablemente, la Sala Constitucional las declarará inconstitucionales. La MUD y la mayoría de los partidos que la dirigen se aprestan a lanzar precandidaturas para la elección de gobernadores. Estas actitudes, no hay duda, facilitan la continuación del gobierno hasta el año 2019 El artículo 350 CN –prístino y viable-todavía está allí; aunque con la inefable y peculiar exégesis ya de rigor establecida hace años por la misma Sala, con otros magistrados, también sumisos y subalternos de Miraflores.

   La suerte de Venezuela se disputa en una mesa tapizada con fieltro rojo. Con juego de cartas abiertas y marcadas; cuyo crupier habita el Casino de la esquina de Bolero en Caracas. Participan diversos jugadores que de buena o de mala fe serán inexorablemente esquilmados. El oficialismo pretende cubrirse en lo teórico con un barniz de aparente constitucionalidad procurada por siete magistrados prevaricadores; confabulados al alimón con la fuerza bruta proveniente de los milicos que mangonean formalmente a la Fuerza Armada Nacional; sin representarla cabalmente, sin asomo alguno de duda, en su totalidad. Estas son las reglas del perverso juego de envite y azar urdido en Miraflores. Las mismas no deben estar sujetas a negociación alguna ni a diálogos infecundos. Cuando se defina a corto plazo el destino definitivo del Revocatorio y de las Enmiendas –haciéndolas nugatorias- solamente quedarán 350 argumentos para enfrentar el oprobio.

cheye@cantv.net

@CheyeJR

https://jravendanotimaurycheye.wordpress.com