• Caracas (Venezuela)

José Rafael Avendaño Timaury

Al instante

Cartografiar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luego de dos meses de incertidumbre, la MUD estableció el “Camino a Damasco”. Me temo que la multiplicidad de opciones solamente acarreará confusión por la prolongación de expectativas a través de la diversidad de los medios y opciones propuestas. Todas complacientes para los caprichosos gustos. Complaciente para todos los que creen, con fe de carbonarios, en esa institución; trayendo dispersión en época de aglutinamiento.(Es imposible estar de buenas con Dios y con el diablo). Les otorgo, sin embargo, el beneficio de la buena fe. Les señalo, desde ya, su innegable responsabilidad histórica ante lo que, según la sabia advertencia del ahora “devaluado” Bolívar: “Vacilar es perder”. El precepto bíblico vivido por Saulo, adminiculándolo con aspectos objetivos de praxis política; en el caso que nos ocupa, solamente conlleva a senderos alternos difusos. Evaden el privilegio del uso expedito de la autopista. No insistiré más con el tema de la Enmienda, la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, la solicitud de renuncia presidencial y todas las demás opciones. Me avocaré a lo fundamental; por decisorio: ¡Referéndum revocatorio!... Allá los demás con su consciencia y responsabilidad.

…Diversos constitucionalistas y políticos han explicado con claridad que la solicitud de revocar el mandato presidencial además de constitucional es oportuna. Los tiempos dan para que el proceso de solicitud, recolección de firmas, votación refrendaria y la consecuente y segura elección presidencial sean realizados a más tardar en noviembre. Con certeza de que el nuevo presidente constitucional electo asuma su mandato en este diciembre o enero de 2017. Entregue el mando en enero de 2019 a su sucesor. A pesar del actual procedimiento administrativo propiciado por el nefasto CNE. Si se aprueba a la brevedad posible –todo indica que será pronto– la Ley Orgánica de Referendos, con más razón aún.

…Henrique Capriles –ha sido el más connotado líder nacional con peso específico propio que lo ha planteado- debería hacer una convocatoria formal para constituir un amplio equipo de dirección política para codirigir el proceso. El componente debe trascender a la MUD sin excluirla. Pero incorporando nuevos rostros y organizaciones. Su función como gobernador requiere dedicación plena a las actividades inherentes de su cargo. Las giras nacionales de fin de semana comenzadas recientemente por él son importantes y necesarias, pero se requiere exclusividad a tiempo completo. La movilización nacional, regional y local necesita un equipo diverso y multipartidista que no tenga distracción alguna. Nadie puede ser señalado por abrigar otros intereses; aunque sean legítimos, pero que no son apropiados en el momento histórico en que vivimos.

Ya sabemos que los ciento nueve diputados oposicionistas están muy ocupados ejerciendo la importante actividad parlamentaria a escala nacional e internacional. Dedicados a la aprobación de las nuevas leyes prometidas, como la de Amnistía, referendos, reformas constitucionales, etc. Además de ejercer las funciones de control y de carácter político que les son consustanciales. De igual manera los partidos políticos de oposición propiciadores de que el presidente de la república abandone el cargo por su propia voluntad estarán atareados consumando la táctica por ellos establecida; tanto en los medios, como en las esquinas. El proceso revocatorio requiere, insisto, dedicación total en lo organizativo, mediático y de movilización a escala nacional.

… Nuevamente estamos en vísperas de vacaciones de Semana Santa. Época propicia de recogimiento espiritual para los creyentes cristianos. La pausa laboral y política facilita la meditación para la fecunda y sosegada discusión. La consolidación del equipo político y la implementación del plan de trabajo deben iniciarse formalmente a partir del Domingo de Resurrección. Sólo así obtendremos este año la instauración del ¡nuevo gobierno ya!

…Mientras tanto nuevos sucesos golpean de manera inmisericorde el gentilicio venezolano. Estos hechos generarían en tiempos normales escritos y acciones concretas ante el incremento de la Crisis Nacional y la anormalidad republicana que padecemos. Persuadido estoy que la vetusta leyenda bíblica conocida como las “Siete plagas de Egipto” ha renacido inclemente. Asolan a Venezuela y son producto exclusivamente de las ejecutorias del gobierno nacional en los últimos tres quinquenios. Lo acontecido en Tumeremo me ha sacudido. No solamente por las características del horrendo crimen perpetuado; ajeno a la idiosincrasia del pueblo venezolano. Tan grave como el hecho en sí resulta la explicación de Maduro. Paladinamente afirma que los acontecimientos fueron producto del “enfrentamiento entre bandas” (sic). Los que conocemos el Estado Bolívar sabemos que la actividad minera artesanal en búsqueda de oro y diamantes constituye muchas veces un recurso válido, recurrente y lícito para lograr fortuna. Lo que estos criminales organizados hicieron; con inmunidad plena en un territorio en que ni el ejército nacional ni la policía ejercen a cabalidad la soberanía del Estado, constituye un hecho criminal unilateral. Aseverar que es producto de enfrentamiento entre bandas es una aberración. Esta inaudita explicación no tiene parangón alguno.

El Nacional reseña la sentencia -juris-corrupta- a 4 años de prisión al doctor David Natera Febres –a quien expreso mi solidaridad plena- director del Correo del Caroní por ejercer y propiciar el ejercicio del periodismo libre. ¡La perversión gubernamental no tiene límites!

cheye@cantv.net

@CheyeJR

https://jravendanotimaurycheye.wordpress.com