• Caracas (Venezuela)

José Javier Cuello

Al instante

José Javier Cuello

El ajedrez y la salud

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ajedrez representa una oportunidad excelente para mejorar nuestra salud ya que es un pasatiempo que nos obliga a realizar un esfuerzo en nuestra actividad cerebral, favoreciendo así la salud mental de quienes lo practican. Jugar al ajedrez es sinónimo de bienestar y salud.

Entre los innumerables beneficios para los que el ajedrez es parte de sus vidas tenemos:

Ayuda a mejorar la memoria y la concentración de niños, jóvenes y adultos. Previene el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer, la demencia entre otras afecciones mentales. Nos ayuda a liberar el estrés y la ansiedad.

Las habilidades del pensamiento como el cálculo  el procesamiento de información, lo cual a su vez nos permite rendir más en los estudios y en las actividades intelectuales. En niños mejora el desarrollo del coeficiente.

En tiempos modernos es utilizado como parte de la terapia para el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, los síntomas de Asperger tanto en niños como en jóvenes.

Así mismo existen iniciativas a nivel mundial para llevar el ajedrez a niños y niñas con cáncer, en donde se busca pasar un rato entretenido disfrutando del ajedrez y compartiendo del noble juego tanto con los pequeños como sus familias.

En general el ajedrez ayuda a mejorar la autoestima en las personas que practican tanto en el ámbito deportivo, académico y cultural.

Para muchos el ajedrez es el gimnasio de la mente, el lugar en donde podemos potenciar nuestras capacidades de la lógica, el razonamiento y la resolución de problemas. Quien juega al ajedrez tiene comprobación de sus capacidades intelectuales.

Invitamos a todos a incorporar al ajedrez a sus vidas como un disfrute que ayudará a mejorar la salud mental impulsando todas las aptitudes de nuestro entendimiento. Tal cual nos lo decía el maestro de origen ruso Savielly Tartatower: “Nadie ha ganado una partida rindiéndose”.

 

jcuello@anaj.org.ve