• Caracas (Venezuela)

José Guerra

Al instante

Tibisay Lucena

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El órgano rector de los procesos electorales en Venezuela ha tenido presidentes anodinos o anodinas, pero también gente virtuosa, y entre estos últimos destaca la figura del doctor Manuel Rafael Rivero, que en aquellas cerradas elecciones del 1° diciembre de 1968, estando AD en el gobierno, tuvo el coraje de anunciar la noche de aquel día que Rafael Caldera, del partido Copei, había ganado las elecciones. Hoy todo el mundo recuerda los atributos morales del doctor Rivero y también las de Carlos Delgado Chapellín. No creo que de la señora Tibisay Lucena se pueda decir lo mismo.

Lucena se presenta y aparenta ser independiente. Pero no lo es. Ser políticamente independiente es difícil porque todos tenemos nuestro corazoncito y cuesta ser totalmente objetivo. Pero ello es diferente de ser una ficha de un partido político. Basta ver las ejecutorias de Lucena para darse cuenta de a quién sirve y con descaro. Un caso muy llamativo fue aquel que le sirvió para ordenarle a Henrique Capriles no usar su gorra tricolor. Ese gesto aparentemente ingenuo expresó en toda su magnitud sus intenciones y forma de pensar. También son manifiestos sus silencios frente al ventajismo y las artimañas del PSUV. Pero lo peor es lo que hace actualmente al desincentivar el voto y literalmente liderar una campaña a favor de la abstención.

No es a cualquier régimen al cual le es fiel Lucena. Se trata de lo más atrasado entre lo retrógrado de la izquierda. Se trata de una especie de izquierda paleolítica que ahora gobierna a Venezuela y que está arruinado al país pero enriqueciéndose ellos.

¿Por qué Lucena no ha convocado las elecciones parlamentarias? No es por falta de recursos financieros debido a que estos fueron aprobados en la Ley de Presupuesto de 2015. Tampoco es porque las máquinas de votación no se encuentren en el país por cuanto esos equipos ya fueron adquiridos. Menos lo es porque los técnicos electorales no estén capacitados para ese evento. ¿Entonces por qué no convoca usted señora Lucena las elecciones? Las parlamentarias celebradas el 26 de septiembre de 2010 fueron anunciadas en febrero de ese año. En aquel momento las encuestas indicaban que el PSUV tendría la mayoría. Ahora es diferente y el PSUV aparece muy mermado de cara a una contienda electoral y por ello es que Lucena se niega a anunciar la fecha para la realización de los comicios parlamentarios. Esa es la razón de fondo. Pero para ser francos, en realidad no es ella quien no convoca. Es el PSUV el que está reacio y Lucena simplemente es la mano ejecutora de ese designio, a la espera de un milagro que recomponga el apoyo al gobierno, como ocurrió con el caso Daka. Pero Lucena, los milagros ocurren raras veces.

La gente con algún sentido de la historia valora el presente y también el futuro. Cuando se estudie la historia no será muy favorable el sillón que en ella ocupará la señora Lucena. ¿Qué le podrá decir ella a sus seres más queridos cuando alguno le pregunte por su conducta? Por nuestra parte, merecerá todo el respeto y la consideración porque somos hombres y mujeres que no albergamos rencores, en un país fracturado por la confrontación y que hoy clama por concordia y entendimiento.

Estás a tiempo Tibisay. Dios te ilumine para que le ahorres un conflicto a este atormentado país.