• Caracas (Venezuela)

José Guerra

Al instante

Dólar Today

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No creo que exista en Venezuela un precio más popular que el reflejado a diario en la página que cita el valor del dólar en el mercado paralelo. El gobierno, por su parte, se ha encargado de publicitar a Dólar Today, primero negando su existencia y luego diciendo que la misma forma parte de una conspiración. Lo cierto es que desde el bodeguero hasta el banquero usan Dólar Today cuando quieren conocer la tasa de cambio no oficial.

¿Por qué existe Dólar Today como referente del mercado paralelo? Muy sencillo: porque el gobierno no ofrece dólares suficientes para satisfacer la demanda y, en consecuencia, la discrepancia entre quienes quieren comprar y quienes desean vender la cubren transacciones no registradas a las tasas de cambio oficiales. El gobierno ha hecho esfuerzos para contener el mercado paralelo. Uno de ellos fue el lanzamiento del Sitme, mediante el cual grupos cercanos al poder obtuvieron ganancias fabulosas. El segundo fue el Sicad II, al que siguió el Sistema Marginal de Divisas (Simadi). Todos han fracasado en el propósito de bajar el dólar no oficial. Lo último que hicieron las ingeniosas autoridades monetarias, fue tratar de tumbar con hackers especializados, el sitio en Internet de Dólar Today, pero no pudieron.

Si en un mercado cualquiera existe una restricción a la cantidad que de un bien puede adquirirse, incluyendo el dólar, con toda seguridad aparecerá un mercado negro donde las transacciones se realizarán a un precio mayor al regulado por las autoridades. Así, el mercado paralelo no es ni malo ni bueno, simplemente expresa los efectos nocivos del control de precios.  Con el sistema de control de cambio, el gobierno asigna divisas a tasas preferenciales que van desde 6,30 bolívares por dólar hasta 200 bolívares por dólar, sin que a ninguno de esos tipos de cambio pueda satisfacer la demanda del público por moneda extranjera.

Por tanto, alguien tiene que cubrir esa diferencia y ello lo hacen aquellos que están dispuestos a vender a un precio más elevado y otros a comprar. Pero debido a que en Venezuela no hay un mercado cambiario paralelo, organizado y regulado por el BCV, entonces las transacciones se mudaron para Cúcuta donde se puede adquirir libremente pesos colombianos y con estos dólares, resultando así una cotización del dólar en términos de bolívares. Cálculos de algunos bancos de inversión sugieren que diariamente el mercado paralelo registra operaciones diarias por 25 millones de dólares, cifra esta significativa. A lo largo de 2015, el bolívar se ha depreciado más de 200% respecto dólar paralelo.

Dos razones explican este hecho. Primero, el BCV ha aumentado la cantidad de dinero emitida en momentos en que el público no quiere ahorrar en moneda nacional, por la elevada inflación. Segundo, la incertidumbre se ha exacerbado en vista de la caída abrupta de las reservas internacionales del BCV y la inacción del gobierno frente a la crisis. Urge eliminar de raíz las distorsiones generadas por un precio inflado del dólar no oficial, pero ello se hace con política económica coherente, creando un mercado paralelo transparente y ofertando divisas, no con amenazas. Por cierto, el mercado paralelo ha resultado ser un extraordinario negocio para aquellos que obtienen dólares preferenciales y luego venden una porción a la tasa de Dólar Today.