• Caracas (Venezuela)

José Domingo Blanco

Al instante

Maduro y sus garrapatas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


¿Por qué los que gobiernan no dan la cara? ¿Hasta cuándo tenemos que soportar que Maduro y su cuerdita de garrapatas –porque eso es lo que son: unas garrapatas chupando solo para su propio beneficio– aleguen que los problemas económicos del país los provocan otros y no ellos, que son los únicos que controlan la venta de petróleo? ¿Quiénes facturan, cobran y se reparten los dólares que entran al país? Nadie duda que esa es una gestión del Estado y de las garrapatas que están en el gobierno. ¿De quién es la responsabilidad del control de cambio? ¿Quién fue el que dijo que si lo quitaban los tumbaban? No fue Lorenzo Mendoza, ni la diputada Dinorah Figuera, ni mi amigo el economista Francisco Faraco. Lo dijo Aristóbulo Istúriz, una de las fichas clave del régimen. La decisión del control de precios, control de cambio y de cada uno de los controles con los que nos tienen asfixiados, son decisiones del gobierno. ¿Quién decide cuál es el tipo de cambio que se aplica? Eso no lo decide la Asamblea Nacional, ni el Colegio de Contadores Públicos, ni la cámara que agrupa los empresarios… Entonces, ¿quién gobierna? ¿Quién maneja las riendas del país? ¿Quién toma las decisiones estratégicas de la nación? No es Ramos Allup, ni Julio Borges, ni Leopoldo López, ni Henrique Capriles: es Maduro… ¡y sus garrapatas!

Porque, como dice un amigo: “Ellos deciden los precios, ellos distribuyen las mercancías, ellos asignan los créditos, ellos imprimen las monedas, ellos contratan a los empleados públicos, ellos determinan los salarios y los sueldos; dicen qué se exporta y qué se importa. Y encima tenemos que calarnos que nos digan que ellos no tienen responsabilidad en ninguna de las cosas que están ocurriendo”. Un caradurismo sin precedentes. Maduro y sus garrapatas, y antes Chávez (junto con las mismas garrapatas que hoy acompañan a Nicolás) son los que han expropiado las tierras y las fábricas productivas, por solo citar otro ejemplo.

¿Quién entrega la materia prima requerida por las industrias privadas y decide adónde va la producción? El gobierno de Maduro y sus garrapatas. ¿Quiénes tienen el control absoluto de las compañías expropiadas? ¿Quiénes controlan los negocios turbios de las mafias que ahora imperan en las empresas de Guayana, las de papel, cemento o lácteos? ¿Quién entregó más de 20.000 millones de dólares a empresas fantasmas? Maduro y sus garrapatas. ¿Quién dirige la Fuerza Armada Nacional Bolivariana? No es Freddy Guevara, ni mi respetada amiga Rocío San Miguel, ni Consecomercio. ¿Quién dirige a las policías o protege los privilegios hamponiles de los pranes en las cárceles? ¿Quién inventó las zonas de paz, esas son zonas arrebatadas a la sociedad por la delincuencia, que es afín al Estado venezolano, y se ha convertido en una extensión del gobierno de Maduro y sus garrapatas? Les aseguro que no es mi respetado y admirado amigo el doctor Fermín Mármol García.

¿Quién inventó los comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP)? No fue Rajoy, ni Obama, ni Almagro. ¿Quién goza de los beneficios del contrabando de más de 140.000 barriles de combustible? ¿Quién negoció, sin consultarnos, algunas toneladas de oro para tener flujo de caja? Porque, permítanme decirles, cuando la prensa nacional nos advierte que “Venezuela vendió 1.700 millones de dólares de sus reservas de oro” esa decisión no la tomamos ninguno de nosotros, sino Maduro y sus garrapatas. ¿Quién invirtió 26, 6 millones de dólares en un ejercicio militar, con el nombre fantoche de Independencia II-2016, para defender a la nación de la supuesta invasión que no termina de ocurrir? Una simulación bélica que se llevó una suma que bien pudo evitar la muerte de Oliver Sánchez, un niño de apenas 8 años que acaba de perder su batalla contra el cáncer por falta de medicinas; medicinas que otras naciones nos han ofrecido como ayuda humanitaria y el gobierno –en pleno alarde de soberbia e imbecilidad– se niega a aceptar.

Por eso, con mucha insistencia llevo días preguntándole a la gente, ¿quién manda en el país? ¿Maduro, Rajoy, la OEA, Obama, la extrema derecha, la Asamblea Nacional? ¡¿Quién?! Porque, les aseguro que las grandes decisiones, las estratégicas, las que tienen que ver con la conducción de la nación no han pasado por las manos de ninguno de nosotros, los que estamos padeciendo lo que imponen Maduro y sus garrapatas.

¿Por qué los que gobiernan se escabullen de sus responsabilidades? ¿Por qué los que gobiernan creen que Venezuela está rozagante? ¿Por qué Maduro y sus garrapatas insisten en que la culpa de lo que ocurre es de Lorenzo Mendoza o Ramos Allup? ¿Por qué insisten en decir que estamos “tan boyantes” gracias a estos 17 años de régimen que, para seguir así por este camino de “abundancia y plenitud total”, nos ruegan les permitamos estar unas cuantas décadas más, y así seguir poniendo la plasta y arrasar con lo que queda de Venezuela? Eso es lo único que han hecho bien: chupar como garrapatas hasta dejar nuestro maltrecho país en el estado misérrimo en el que se encuentra.

Entonces, después de este panorama que les he descrito: ¿merecen Maduro y sus garrapatas otra oportunidad? Todo está en evidencia: ¡ya no más!