• Caracas (Venezuela)

Jorge Werthein

Al instante

Jorge Werthein

Votar por la educación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En cada elección, los latinoamericanos evalúan los pros y los contras de los candidatos a los cargos electivos en disputa. Para eso se apoyan en los noticieros, las entrevistas, los debates y los programas políticos en la radio y la televisión. En el centro de las reflexiones se destacan algunos temas: economía, seguridad pública, educación.

 Entre los temas prioritarios para América latina en este momento, la educación es el de más largo alcance, y también el de mayor transversalidad.

Es evidente que la situación económica, asociada al empleo, a la generación de ingresos, al aumento de la producción y el consumo, entre otros factores relacionados con el crecimiento del país, es la pieza clave para la solución de numerosos problemas. Hay un tema más relevante: la educación de calidad para todos a lo largo de toda la vida. Ésa debe ser la candidata preferida de los electores. Después de todo, de ella depende el futuro de la economía, de la salud, de la seguridad pública.

Si la educación no está en el centro de las políticas públicas, todas las demás áreas tienen menos chances de avanzar. Se sabe que la economía -en particular el llamado sector productivo- depende de profesionales calificados.

Se sabe que el éxito de las políticas públicas de salud depende de la inversión en acciones preventivas. La causa de parte de las enfermedades que llevan a millones de personas a las salas de salud y los hospitales es la falta de acciones y políticas de prevención. Sólo puede tomar medidas preventivas aquel que tiene algún conocimiento.

Se sabe también que la violencia preocupa a los latinoamericanos desde hace décadas. Los índices de homicidio en la región son alarmantes, así como los de muerte por accidentes automovilísticos, entre otros crímenes e infracciones. No hay vigilancia que alcance, por sí sola, para contener tantas acciones violentas, así sean de individuos como de grupos.