• Caracas (Venezuela)

Jorge Castañeda

Al instante

Outsider e independiente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El panorama electoral en países cercanos a nosotros o ajenos a nuestra ubicación geográfica pero no cultural encierra una característica común. En Estados Unidos, Gran Bretaña, Guatemala, España, Holanda, Suecia y Grecia, el personaje, partido o movimiento antisistema, o antiestablishment, o antipartidos tradicionales canaliza el descontento de sociedades golpeadas por los efectos de la crisis de 2009, y por la distancia e insensibilidad de sus instituciones y clase política ante demandas legítimas.
En Estados Unidos los “outsiders” son Trump, Carson, Fiorina, del lado republicano; de Sanders, por los demócratas. En Guatemala es el cómico ganador de la primera vuelta, Jimmy Morales. En España, Podemos y Ciudadanos; en Grecia, Tsiriza; en Holanda y Suecia, los partidos racistas; en Inglaterra, el nuevo líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn (casado con mexicana). Si las mismas causas suelen surtir los mismos efectos, debe  producirse un fenómeno semejante en México, camino a 2018.
Ni el PRI, el PAN o el PRD pueden desempeñar el papel de “outsider”; son “insiders” por excelencia. Ellos han escrito las reglas; ellos monopolizan los cargos de elección popular en toda la república; ellos reparten la piñata del  INE; ellos juegan el juego de sillas musicales, como el gabinete de Peña Nieto: los mismos solo se cambian de lugar. El único que aspirar al nicho de “externo antisistémico” es AMLO.
En este punto surgen dos confusiones. La primera, lógica y comprensible, pero falsa, es que “outsider” y antisistémico son sinónimos. Es cierto en algunos casos, en otros no. Una cosa es la denuncia de la clase política, de la partidocracia, y del sistema electoral y de financiamiento de partidos que tenemos; otra es la postura revolucionaria de AMLO. Se puede ser adversario de esas plagas, y ser al mismo tiempo defensor de otras instituciones –no necesariamente político-electorales– en México. No sé si ambos discursos calen igual; sé que son dos discursos.
En segundo lugar, la pregunta es quién puede denunciar con autoridad moral la pertenencia de AMLO a “la mafia del poder”: no es un auténtico “outsider”. ¿Quién puede decir que recibirá más de 400 millones de pesos en el 2016 –año no-electoral– y no los devuelve? ¿Quién puede decir que AMLO denuncia el fraude electoral... y acepta las diputaciones y delegaciones producto de las  mismas elecciones fraudulentas? Y ¿quién puede preguntar quién ataca el contratismo de Peña Nieto, y lo practicó con desvergonzado entusiasmo cuando fue jefe de Gobierno del DF?
Lo empiezan a intentar EPN y Beltrones. No les va a resultar. Solo una candidatura independiente lo puede hacer. En México, “outsider” es independiente. O es el Peje. Escójanle.