• Caracas (Venezuela)

Jesús Rangel Rachadell

Al instante

Ministro sin prudencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el ejercicio de la presidenciano hay una voluntad unipersonal, más parece que fuera una dirección colectiva, de la combinación de varios pensamientos dispares; por ejemplo, tenemos 4 ministerios relacionados con la alimentación: Ministerio de Agricultura Productiva y Tierras, Ministerio de Alimentación, Ministerio de Pesca y Acuicultura y Ministerio de Agricultura Urbana. Diera la impresión que Maduro le dio un pedacito de agricultura a las 4 corrientes de pensamiento que dominan en el gobierno, pero no es así. Me explico, los ministros correspondientes son: Wilmar Alfredo Castro Soteldo (militar), Rodolfo Clemente Marco Torres (militar y director externo de Pdvsa), Ángel Alfonzo Belisario Martínez (militar), y Emma Ramona Ortega (cuota del gobernador de Aragua Tareck el Aissami); por lo que la base política del gobierno está en los militares y no en los civiles, no en el pueblo.

Tres de cuatro ministros en el control de la alimentación son militares del pueblo, esto no anuncia nada bueno; esos nunca han sembrado, no han cosechado, no han pescado; aunque han comido. Si, Maduro se aferra a los militares, que tienen armas, pero no tienen votos.

La falta dirección en el gobierno es la causa de la ausencia de los alimentos, la ausencia de las medicinas, la falta de seguridad y tantas otras obligaciones del Estado, y los militares son parte del desastre que estamos viviendo.

El ministro de la Defensa dijo que los términos apolítico y no deliberante quedaron en el pasado, lo cual es parcialmente cierto; así estaba consagrado en el artículo 132 de la Constitución de 1961. El apolítico es quien no muestra interés por los asuntos relacionados con la política; y el no deliberante es el que no delibera, el que no considera atenta y detenidamente el pro y el contra de los motivos de una decisión, antes de adoptarla, y la razón o sinrazón de los votos antes de emitirlos. El no deliberar es por cuanto no le corresponde a los militares dudar de las decisiones de sus superiores, son obedientes.

Lo que no es verdad es que los militares puedan estar al servicio del pensamiento de una persona –socialista o no-, tampoco pueden estar al servicio de un partido político, ni participar en actos de propaganda, militancia o proselitismo político.

Los aspirantes a cadete de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, deben declarar que no tienen militancia política, y que renuncia a ella si alguna vez la han tenido, y si egresó como oficial puede ser expulsado si se le comprueba militancia política en cualquiera de los partidos políticos(artículos 328 y 330 de la CRBV).

No se entiende, por lo que dice la Constitución, que el ministro de la Defensa pueda aseverar en un acto público que se haya ultrajado la memoria eterna del “Comandante Supremo” Hugo Chávez; mayor ridiculez de parte de un oficial. Para empezar, el término de Comandante Supremo no está en la Constitución, lo que establece es el título de Comandante en Jefe para el Presidente de la República, eso de supremo es un invento de propaganda política que le está prohibido a los militares. Tampoco es cierto que Chávez personifica la patria, ese fue un político que logró convencer a los votantes de su liderazgo, y la mejor evidencia de que ese liderazgo ya no existe es la votación obtenida el 6 de diciembre, cuando Maduro pidió que votaran a sus candidatos a la Asamblea Nacional en apoyo a Chávez; y el resultado es que Chávez perdió.

El ministro se queja de que lastimen la memoria de alguien por mover unos peroles de un lado a otro, y que eso vaya a “conmover al país en lo más hondo de sus cimientos”, cuando lo que más daño le está generando a la memoria del socialismo del siglo XXI es el hambre que está haciendo pasar, y las preocupaciones por el futuro que están generando, ya que el pueblo se lamenta de su mala suerte al haber escogido a esta plaga para gobernar.

Yo estoy de acuerdo que la FANB rechace categóricamente cualquier acto que irrespete la memoria de hombres defensores de justicia e igualdad. Chávez permitió una gran corrupción, puso presa a sus oponentes políticos y con sus políticas provocó la mayor escasez que haya conocido Venezuela; ese no es el hombre al que se debe estar refiriendo el ministro de la Defensa.

Si el ministro va a sacrificar hasta al último soldado por el socialismo del siglo XXI antes debe preguntarle a los soldados su opinión sobre eso, por cuanto creo que no les parezca buena idea que los sacrifiquen por esos perdedores que administran el hambre y la escasez desde el gobierno.

Por cierto, los civiles nunca han dado golpes de estado en nuestro país, así que el imaginario colectivo sabe que la FANB está asociada con todos los golpes de estado que han ocurrido, la mayoría de estos fallidos.

Ministro, al que le falta prudencia es a usted.

@rangelrachadell