• Caracas (Venezuela)

Jesús Ollarves Irazábal

Al instante

La única cadena que le agradeceríamos a Maduro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante una alocución en el urbanismo de la misión vivienda Ciudad Belén, en Guarenas, efectuada el 4 de junio de 2015, el presidente de la República, Nicolás Maduro, criticó la participación de las ONG en el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas. Dijo: “Estos bandidos van a hablar mal del país y ganan miles de dólares”. También, le pidió a la ministra del Poder Popular Para la Mujer y la Igualdad de Género, Gladys Requena, coordinar con el vicepresidente de Planificación y Conocimiento, Ricardo Menéndez, un programa para transmitirlo en cadena nacional y “decirle al país cómo estos bandidos ganan miles de dólares por despotricar de nuestra amada Venezuela”.

Estas infelices afirmaciones pronunciadas por el jefe del Estado revelan el desconocimiento del trabajo que hacen las ONG en materia de promoción y defensa de los derechos humanos, así como el fallido intento de desacreditarlas para ocultar la incapacidad del gobierno en materia de derechos sociales.

Las ONG no son empresas de maletín. Actúan  como actores sociopolíticos estratégicos y en el ejercicio de este papel exigen cambios estructurales al Estado en favor de los derechos humanos. Fortalecen el ejercicio de la ciudadanía activa y la democracia participativa.

Quizás el presidente Maduro confundió a las ONG con las verdaderas organizaciones de bandidos que ganan muchos dólares, que tenían la facha de empresas y obtuvieron fraudulentamente divisas, tal como lo denunció el exministro de Planificación Jorge Giordani.

La aclaratoria hay que hacerla. No se confunda presidente, entre una ONG y una empresa de maletín hay una brecha insalvable. Las ONG venezolanas, como Provea, Cofavic, OVP, Fundeci, entre muchas otras, se dedican a la defensa de los derechos humanos. Las empresas de maletín solo en 2013 saquearon al país más 20.000 millones de dólares en importaciones ficticias, y precisamente por los efectos de ese saqueo no tenemos acceso a divisas para comprar alimentos, medicamentos y productos de primera necesidad.

Las ONG no van a hablar mal del país, ni de nadie. Son organizaciones que se encargan de velar por que el Estado cumpla con sus obligaciones y ayudan a las víctimas a tomar medidas adecuadas para la protección y defensa de sus derechos. Se relacionan con organismos internacionales con el fin de dar un mayor alcance y sentido a sus objetivos de promoción y defensa.

Ante la ONU, específicamente ante el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el movimiento organizado de derechos humanos de Venezuela denunció lo que padecen a diario todos los venezolanos, incluyendo los chavistas: la escasez y desabastecimiento de alimentos e insumos médicos, y el desmejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

No son culpa de las ONG las peripecias que tenemos que hacer para comprar los productos de la cesta básica y los medicamentos más esenciales.

Las ONG no diseñan ni ejecutan políticas públicas en materia de alimentación y salud. Es injusto que sean descalificadas por el solo hecho de hacer visible el incumplimiento del Estado en esta materia.

Comprar un pollo, huevos, papel tualé o aceite se ha convertido en una tarea muy complicada. Con referencia al derecho a la salud, no es un secreto que en Venezuela no hay insumos en los hospitales y en las farmacias no se consiguen los medicamentos para tratar enfermedades crónicas. Cuando una persona llega a la sala de emergencia de un hospital o ambulatorio público debe suministrar lo indispensable para que le presten los primeros auxilios.

Presidente, deje a las ONG tranquilas. Más bien le sugiero que coordine con el Ministerio Público un programa para transmitirlo en cadena nacional y decirle al país cuáles son las empresas de maletín que se robaron los dólares de los venezolanos, quiénes son sus accionistas, quiénes son los funcionarios involucrados, que, por cierto, según http://monitoreociudadano.org/cadenometro/, en el periodo comprendido entre 2013 hasta la publicación de este artículo, usted ha utilizado la cadena nacional y el canal del Estado (VTV), durante 815 horas aproximadamente. Esa sí es la única cadena que le agradeceríamos los venezolanos.

Recuerde el 01/12/2013 dijo que crearía una comisión especial presidencial para investigar el “robo” que se realizó de los dólares del Estado. Y en una entrevista realizada por el periodista José Vicente Rangel, desde el Cuartel de la Montaña, (a la cual se puede acceder en el link http://www.vtv.gob.ve/articulos/2013/12/01/maduro-ofensiva-profunda-contra-la-corrupcion-arrancara-el-primer-trimestre-de-2014-video-7839.html) manifestó: “Yo le voy a exponer al país la verdad de lo que pasó ahí, porque fue una vulgaridad, hay responsabilidad de funcionarios sin lugar a dudas, y hay una estafa contra la república, porque cuando se le entrega a un empresario 50 millones de dólares para que traiga un producto y no lo trae al país, ¿qué es eso? (…) Voy a publicar la lista completa de a quiénes se les dieron dólares en Cadivi y del Sitme”.