• Caracas (Venezuela)

Jesús Durán Zorrilla

Al instante

¿Por qué el gobierno no debe entorpecer el proceso revocatorio?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las principales funciones del Estado es preservar y promover los derechos civiles y políticos de sus ciudadanos, como se encuentra establecido en nuestra constitución nacional, así como también, en los distintos tratados internacionales suscritos por Venezuela sobre la materia.

Al ser parte de esos derechos, el proceso revocatorio no representa un delito o “un golpe de estado” como sostienen falsamente algunos representantes del gobierno. Todo lo contrario, es un derecho y un deber de la ciudadanía hacer valer la constitución nacional.

En atención a lo anterior, el proceso revocatorio encarna fielmente el tan hablado “poder popular”, es el canal regular, legítimo, y sobre todo pacífico, por el cual la población determina o no la continuidad de los gobiernos.

El sentimiento de molestia (por no decirlo de otra manera) que existe en la población venezolana en contra del gobierno, es como un caballo desbocado, sin nada ni nadie que lo detenga; lo que evidentemente representa una latente amenaza para la estabilidad del país. Pero, si a pesar de ello, se le impide a los ciudadanos la posibilidad de un cambio, se truncaría el camino democrático y pacífico, cuya consecuencia sería que la gran masa poblacional se saliera de control atentando inevitablemente, sin medida alguna, contra los responsables de que estemos pasando por esta situación, que por demás está decir, le ha desgraciado la vida a innumerables familias venezolanas. Así, lo mejor para los señores del gobierno, en aras de preservar lo poquísimo que queda de vida democrática nacional; sería, sin duda alguna, no interferir con el proceso revocatorio y dejar en paz a los venezolanos, porque si ellos siguen pensando que llegaron para quedarse, el pueblo les demostrará cuan equivocados están.

jesusduranzorrillaprensa@gmail.com

@duranzorrilla