• Caracas (Venezuela)

Jesús Durán Zorrilla

Al instante

Carta abierta a Nicolás Maduro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sr. presidente de la República, mucho se ha dicho y escrito en contra de su gestión de gobierno. Ha sido por demás evidente el deterioro social, político, económico e institucional del país. Tanto Ud. como la cúpula que le acompaña, parecen los músicos de la famosa película Titanic, que mientras se hundía el barco procuraban ignorar la situación y seguían tocando sus composiciones musicales, mientras prevalecía el terror y la desesperación en toda la tripulación que buscaba la manera de sobrevivir; en nuestro caso, esa embarcación se llama Venezuela.

Algunos de esos sobrevivientes huyeron del país y otros aquí se rebuscan haciendo trabajos extras, pero sin llegar a tener una calidad de vida plena, que les permita obtener una vivienda con el fruto de su propio trabajo, sumado a las dificultades para conseguir alimentos, artículos de primera necesidad, sin llegar a mencionar un sinfín de otros aspectos que afectan la vida cotidiana del venezolano.

Pero mi intención es la de llamarlo a la reflexión, ya que el juego político de tratar de mantener a un país dividido no lo va a convertir en vencedor sino en vencido, porque el pueblo poco a poco se ha unido en el hambre y en la carestía. Sinceramente, presidente, le invito a que rectifique y especialmente durante estos días, cuando ha habido una demostración de la falta de separación de los poderes públicos, particularmente, por el caso de Leopoldo López, que para nadie es un secreto que la jueza a la que le correspondió sentenciar no fue puesta al azar, ustedes no se iban a poner en riesgo de que se decidiera a favor de la libertad de Leopoldo; además, las justificaciones para su detención fue la de darle protección por un supuesto atentado contra la vida de López. Así no se debe conducir un país. ¿Qué enseñanzas nos está dejando a las generaciones futuras del cómo se debe gobernar? ¿Acaso Ud. y los suyos estarían dispuestos a aceptar las mismas arbitrariedades porque también las cometieron? Hágase esas preguntas y corrija el rumbo Sr. presidente; así que le pido por favor la libertad de los presos políticos y la amnistía de aquellos que se encuentran en el exilio.

Ud. es el presidente de TODOS los venezolanos, así a un sector importante de la población no nos agrade la idea. No es el presidente de un grupo de radicales ni de sus seguidores. Es de todos; y como primer ciudadano de este país tiene la obligación de dar un buen ejemplo. Por esa razón, lo emplazo a que convoque de manera urgente a los diversos sectores de la vida nacional para fijar estrategias que permitan salvar la situación que vivimos y sufre todo el pueblo. Es tiempo de rectificar y de corregirse ante la historia nacional, porque la arrogancia y el odio mutuo nos han llevado a la destrucción del país. Hay demasiada frustración y resentimiento en la calle, Ud. Sr. presidente está sentado sobre una bomba de tiempo. Basta de darle poder a gente que no tiene la aptitud (no apto, preparado, formado, capacitado) para asumir cargos de tanta responsabilidad y cuyas malas gestiones son de tan importante impacto social. Muchos ex presidentes tuvieron la humildad de reconocer sus limitaciones (como todos las tenemos), y se esforzaron por rodearse de los hombres más capaces de sus épocas para que ocuparan los cargos estratégicos de gobierno, dejando a un lado a sus amigos para otros asuntos.

Mientras continúe la división y la falta de un proyecto nacional común y a largo plazo, no será posible echar a andar a Venezuela. No desaproveche el valioso apoyo que pueden darle las academias y los colegios profesionales. Ahora le pregunto: ¿Cuánto más necesita para darse cuenta que el modelo de gobierno actual no funciona? ¿Vale más la pena pensar en el bienestar de un grupo de amigos incompetentes que en el resto del país?

Queremos resultados, porque honestamente el país ya no cree en Ud., sus “seguidores” se han quedado sin argumentos y eso es peligroso para la estabilidad nacional. ¡Resuelva presidente!

 @duranzorrilla