• Caracas (Venezuela)

Jaime Merrick

Al instante

Jaime Merrick

Tibisay no me da de comer…

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Asamblea escogió los 21 miembros del Comité de Postulaciones Electorales, grupo de ciudadanos y diputados que escogerán los nuevos rectores del CNE. De acuerdo con los lapsos previstos en la Ley Orgánica de Procedimientos Electores, el proceso puede durar hasta principios del año que viene. La noticia pasa inadvertida frente al asesinato de Robert Serra, la caída de los precios del petróleo y el desabastecimiento generalizado en el país. Algo tan etéreo y tan difícil de vincular con nuestra cotidianidad como es el Comité de Postulaciones Electores del CNE, simplemente merece estar relegado frente a hechos noticiosos más comestibles. Claro, obvio.

Al final, ¿qué tiene que ver con que Tibisay siga siendo rectora o no? ¿En qué me afectan los rectores del CNE? Tibisay no me da de comer, chamo.

Viene noviembre con sus utilidades y la época prenavideña; después diciembre y bueno, en el ínterin habrá hechos noticiosos más impactantes, tales como la inseguridad, la inflación, los precios del petróleo, o alguna otra declaración impactante Maduro. Sucederán muchas cosas, pero seguro el Comité de Postulaciones Electorales del CNE no será algo que acapare titulares en los periódicos. Quién sabe, a lo mejor la oposición convoca a una marcha para no perder la costumbre; sí, en la Francisco de Miranda, quién sabe, vamos a ver…

En el ínterin, la elección de los rectores del CNE estará bien avanzada…y bien relegado a nuestro interés. Hallaquita y utilidades, papá.

Quizá le prestemos atención al “tema del CNE” cuando los rectores ya estén electos… ahí sí denunciaremos que tal o cual rector es chavista; que la relación es 3 a 2 a favor del gobierno; ahí sí nos preocuparemos y nos preguntaremos cuándo y cómo se escogieron a esta mayoría chavista del CNE; que la MUD es vendepatria. Pero tranquilos, “el tema de los rectores del CNE” no nos ocupará mucho tiempo porque desde la oposición vienen las primarias para aclarar algunas candidaturas para las legislativas… y bueno, eso es más importante, pues.

Nuestro drama institucional

No entender la importancia de un CNE equilibrado e imparcial no es más que la expresión palpable de nuestra incomprensión por el valor de las instituciones en el desarrollo de cualquier sociedad. No concebimos cómo nos afecta directamente un CNE parcializado. “Tibisay no me da de comer”, así de sencillo. Y así sucede con el resto de los poderes públicos. Nuestro drama cotidiano no nos permite hacer relación alguna entre institucionalidad y el problema de la escasez, inflación, inseguridad…

Quizá ni siquiera en la MUD entiendan la incidencia del fortalecimiento institucional en el desarrollo de cualquier país. Simplemente la prioridad es ir a las elecciones legislativas y creer que con el discurso cliché “a punta de votos”  lograremos mayoría en el CNE. Ajá, claro. Y anótenlo, alguno dirá por ahí con un discurso desgarrador: “Si arrasamos en la Asamblea, el gobierno cae”. Ajá…

Nuevamente, los tontos útiles

Hoy, cuando estamos ante la oportunidad de ejercer presión por un CNE más equilibrado, estamos aquí, sin exigir condiciones electores justas. En 2013 no exigimos con contundencia la renovación del CNE y nos convertimos en los tontos útiles que perdieron las municipales.

En 2015 nos convertiremos nuevamente en los tontos útiles. Quizá idiotas útiles.

Disculpen, la verdad, es mucho más importante estar pendiente del calendario de los Caracas-Magallanes; o contar los días para que lleguen las utilidades… al final, el problema es salir inmediatamente es salir del desgraciao ese.

Es verdad, Tibisay no me da de comer…