• Caracas (Venezuela)

Jaime Merrick

Al instante

Palabras olvidadas…

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

…Por la oposición

Proyecto político. La MUD se constituyó en 2009, y en su seno hay técnicos y profesionales que asesoran a esa coalición de partidos sobre temas económicos, sociales y políticos. Seis años después, es inaceptable que hoy no haya una visión, un proyecto que venderle a Venezuela.

Coherencia. Sin visión de país compartida, unánime, el resultado es una pluralidad de partidos con intereses disímiles entre unos y otros; sin proyecto qué vender, cada partido dice cosas, escupen ideas; es como si les diera pavor hablar de propiedad privada, descentralización, la inversión de renta petrolera, generación de empleo, crecimiento económico.

Credibilidad. La antipolítica no surge en la opinión pública, sino que emerge cuando los partidos se alejan de la cuestión social, de los problemas que aquejan al ciudadano. No puede ser creíble quien promete a sus electores ser el diputado más comprometido, y luego abandona su puesto para querer ser alcalde o gobernador.

…Por el gobierno

Transparencia. En este país nadie sabe cómo se invierten los ingresos de la renta petrolera, ni tampoco hay responsables por las empresas fantasmas que siguen desangrando al país. Son 125.000 millones de bolívares esfumados del erario público, y a la fecha no hay rendición de cuentas, investigación. Nada.

Respeto. La forma de cómo el gobierno politizó el crimen de Liana Hergueta; vestir de naranja a los “bachaqueros” por la escasez de productos; deportar a extranjeros de forma humillante; son hechos miserables de funcionarios públicos que buscan sacar provecho político de acontecimientos tan tristes.

Separación de poderes.  El Poder Ejecutivo legisla y es juez. Todos los poderes en una misma persona. El caso de la jueza Afuini, o las declaraciones del defensor del pueblo justificando las violaciones de derechos humanos son demostraciones fehacientes de cómo actúa un Poder Ejecutivo sin contrapesos.

Institucionalidad. Dijo el ex ministro de Educación, Héctor Rodríguez: “No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarla a la clase media, para que después aspiren a ser escuálidos”  (http://www.el-nacional.com/politica/Hector-Rodriguez_0_362363877.html). Así son nuestras instituciones: politiqueras, al servicio del partido de gobierno, corruptas.

…Por nosotros

Ciudadanía. Olvidamos que, por el solo hecho de ser venezolanos, tenemos derechos consagrados por la Constitución, mucho de ellos inherentes a la dignidad humana. Tenemos derecho de protestar, de exigir cuentas, a la propiedad privada, denunciar el abuso de poder.  Aunque no parezca, la Constitución dice que tenemos derechos...

Solidaridad. Necesitamos ser más solidarios; más allá de la palmada en la espalda o la camaradería. Tantas vejaciones y arbitrariedades las hemos permitido porque no las asumimos como propias, simplemente volteamos la mirada. Y cuando abusaron de nosotros, nadie hizo algo. No acompañamos la lucha del otro porque más fácil es el soborno, el regateo, el “yo te doy tanto”... la corrupción no molesta, lo que molesta es que no nos salpique.

Esperanza. Aunque sea la palabra más olvidada y difícil de explicar, pues, recuerda que eres venezolano y tienes derechos; que mientras estés acá lucha, mantén la esperanza.

Jaime.merrick@gmail.com

@jaimemerrick