• Caracas (Venezuela)

Jaime Merrick

Al instante

Ley de Regionalización: Escala Local de Desarrollo (V)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el artículo anterior se hizo referencia a la Escala Local de Desarrollo, y específicamente se habló sobre los corredores urbanos y las políticas de equipamiento urbano. En esta oportunidad corresponde, por un lado, hacer alusión a las zonas y parques industriales y, por el otro, las conclusiones generales sobre la Escala Local de Desarrollo.

Las zonas y parques industriales, como parte integrante de la Escala Local de Desarrollo, son “espacios de interés estratégico nacional”, cuyo objeto es el desarrollo industrial nacional y la diversificación productiva del país; regular los establecimientos industriales de acuerdo con el ordenamiento jurídico vigente; promover la descentralización y desconcentración conforme al Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación; establecer un Sistema Integrado de Registro y Gestión Integral; asegurar el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales; promover la constitución de redes productivas y conglomerados industriales, y fomentar la investigación y desarrollo tecnológico (Artículo 65 y 69 Lridsp).

Las zonas y parques industriales se encuentran bajo la rectoría del ministerio competente en industrias y minas, el cual promoverá dichas figuras atendiendo “el aprovechamiento y rescate de áreas con vocación industrial, la generación de empleo, la existencia digna de las comunidades, el buen vivir del venezolano, la asimilación, transferencia e innovación tecnológica, y el desarrollo endógeno sustentable de la nación” (Artículo 62 Lridsp). Asimismo, las mencionadas zonas y parques industriales deben localizarse en áreas en las que puedan establecerse servicios de seguridad pública, esparcimiento social, servicios de información, políticas de vivienda y desarrollo habitacional, entre otros aspectos (Artículo 65), al tiempo que los estados y municipios deben destinar áreas para el desarrollo industrial, de acuerdo con sus intereses y en coordinación con el ministerio competente en industria y minas (Artículo 69).

La Ley de Regionalización comentada también estipula que las zonas y parques industriales, por un lado, se organizan temáticamente en cadenas estratégicas “como motores para el escalamiento de la economía nacional a partir de las demandas de sus insumos”, así como en Unidades de Gestión Industrial, figuras encargadas de brindar soporte formativo y logístico para el estímulo de la actividad industrial y, por el otro, se establece el Plan Integral de Desarrollo Integral elaborado por el Ministerio de Minas e Industrias, y siguiendo los lineamientos del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación.

Corresponde también al ministerio en materia de industria y minas, la creación del llamado Registro Nacional de Industrias, sistema de información para el estímulo y soporte de las zonas y parques industriales, el cual se alimenta de la información de las Unidades de Gestión Industrial, y los informes y actas de inspección industrial.

El artículo 72 de la Lridsp se refiere a la función catastral, a través del cual el Ministerio de Industria y Minas desarrollará los mecanismos para evitar parques industriales infrautilizados, improductivos, o “...desarrollen actividades distintas a su destino original”, así como establecerá relaciones de coordinación con las instancias catastrales de los municipios para la “conservación del catastro en zonas y parques industriales, adoptando normas técnicas, codificaciones catastrales y demás especificaciones establecidas por el ente en materia catastral”.

Finalmente, el artículo 74 del texto normativo comentado el presidente de la República podrá establecer las llamadas “áreas de interés específico”, entendidas como espacios geográfico capaces de generar actividades económicas de interés nacional.

Después de haberse descrito la Escala Local de Desarrollo en los dos últimos artículos, podría concluirse lo siguiente:

La Escala Local de Desarrollo y sus manifestaciones espaciales integrantes (los corredores o sectores urbanos, las políticas de equipamiento urbano, y las zonas industriales y de interés específico) son unidades profundamente dependientes del Poder Ejecutivo Nacional a través de sus ministerios competentes en materia de hábitat, industrias, planificación o comunas. Y como consecuencia de tal centralismo, los estados y municipios, además de no ser incluidos en las políticas de regionalización, se les obliga a adecuar sus políticas de ordenación territorial a los planes de desarrollo regional diseñadas por el Ejecutivo.

El socialismo como fin último de la planificación en la Escala Local de Desarrollo (al igual que las escalas regional y subregional).

La Comuna como la unidad político territorial básica de la Escala Local de Desarrollo. Nótese que no es el municipio como unidad políticoterritorial dotado con autonomía constitucional. No, sino que se establece una instancia territorial que no tiene previsión constitucional como la base de las políticas de planificación.

Al consagrarse la posibilidad de hacerse “declaratorias de urgencia y ocupación inmediata de terrenos”, se arriesga aún más la autonomía municipal por lo que respecta a libre disponibilidad y administración de sus bienes.

En el próximo artículo harán las conclusiones generales en relación con la Ley de Regionalización para el Desarrollo Socioproductivo de la Patria.

jaime.merrick@gmail.com

@jaimemerrick