• Caracas (Venezuela)

Jaime Merrick

Al instante

Consejo Federal de Gobierno y democratización

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ciertamente, si la oposición venezolana resulta con la mayoría de las curules el próximo 6 de diciembre, ello supondría un paso fundamental para la recuperar las instituciones en Venezuela, pues, desde el órgano legislativo nacional se designa al resto de los poderes del Estado y también se ejerce el control político sobre estos. Una Asamblea Nacional desfavorable al partido de gobierno lo obligaría a hacer política, a negociar, establecer acuerdos entre diversos actores políticos.

Sin embargo, la Asamblea Nacional no es la única instancia prevista en la Constitución por la cual transita el debate político del país. En los párrafos que siguen argumentaré por qué el órgano del Consejo Federal de Gobierno puede fungir como un espacio fundamental para la progresiva democratización en Venezuela.  

Según el artículo 185 de la Constitución, el Consejo Federal de Gobierno es el órgano rector de la planificación y la coordinación del proceso de descentralización desde el poder nacional hacia los estados y municipios. Dentro de sus rasgos generales resaltan su carácter intergubernamental, pues no se depende jerárquicamente de ningún nivel político territorial; y su carácter plural, ya que dentro de sus miembros se encuentra el vicepresidente de República (quien preside el Consejo), los gobernadores, alcaldes y representantes de diversos sectores sociales.

Asimismo, la crisis política que atraviesa Venezuela no solo se expresa por la falta de autonomía en sus instituciones, la corrupción y la burocracia administrativa. También existe una clase política que durante 15 años ha gobernado con amplios poderes políticos y  financieros y, aun así, hoy son los responsables de una Venezuela con los peores indicadores sociales y económicos en toda América Latina. Hoy, esa clase política se ha vuelto absolutamente impopular.

Ahora bien, la impopularidad del PSUV y sus representantes políticos no los hace desvalidos. Hoy, en noviembre de 2015, el PSUV todavía gobierna en la mayoría de las alcaldías y gobernaciones de Venezuela, y además, cuenta con el apoyo irrestricto de los poderes públicos y las Fuerzas Armadas. Y aunque haya una Asamblea Nacional plural el 7 de diciembre, la realidad será que el partido de gobierno seguirá conservando el poder político en la mayoría de las alcaldías y gobernaciones de Venezuela, al menos, hasta diciembre de 2016.

Entonces, ante una clase política desprestigiada e impopular, pero con poder político regional y local, rescatar la naturaleza constitucional del Consejo Federal de Gobierno pudiera representar el espacio institucional adecuado para negociar acuerdos de gobernabilidad democrática entre sectores políticos polarizados. El reconocimiento de liderazgos políticos y sociales adversos al gobierno y la transferencia paulatina de competencias hacia los estados y municipios, pueden ser acciones que desde el poder nacional contribuirían a despolarizar el debate político en Venezuela.

La crisis política que atraviesa Venezuela no se soluciona únicamente con controles institucionales al Poder Ejecutivo. También se requieren espacios que tiendan a despolarizar el debate político. Y es justamente la figura del Consejo Federal de Gobierno esa instancia ideal para generar acuerdos de gobernabilidad entre sectores políticos que hoy se encuentran polarizados.

 

JAIME.MERRICK@GMAIL.COM

@jaimemerrick