• Caracas (Venezuela)

Ismael Cala

Al instante

Mente y destino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En 2015 nos dejó, tras un accidente de tránsito, John Forbes Nash, el matemático estadounidense que inspiró la película Una mente maravillosa, ganadora de cuatro premios Oscar. Cualquier matemático de su nivel es digno de un filme, pero Forbes Nash sobresalió porque todos sus éxitos, entre ellos el Nobel de Economía, lo obtuvo afectado por la esquizofrenia. Es uno de esos ejemplos de cuánto puede lograr un ser humano si es capaz de controlar su mente.

Después de varios ingresos, decidió no tomar más fármacos y resolver por sí solo su enfermedad. Aprendió a vivir con alucinaciones, logró controlarlas o no las tuvo en cuenta cuando eran indetenibles. Hombres de su capacidad intelectual no hay muchos, pero su lección nos sirve a todos. ¡La fuerza mental es el escudo y la espada de la vida!

Es difícil mantener la mente fuerte, clara y estable en medio de la sociedad en la que vivimos. Nunca como ahora, el ser humano fue blanco de una avalancha publicitaria tan estudiada y agresiva, que manipula gustos, cambia pensamientos y estimula emociones. Nuestro control mental –aun con la mente sana– vive bajo asedio permanente.

No prestar atención a esta realidad es imposible. Vivimos dentro de ella y formamos parte de sus entrañas, por lo que debemos preparar la mente para que no se dañe y, a la vez, alistarla para aprovechar el desarrollo científico técnico que el ingenio humano pone a nuestra disposición. La mente debe ir a la par de tal desarrollo. Existen fórmulas muy efectivas para gestionarla. He aquí algunas de ellas:

-Lee y edúcate. La lectura es muy eficaz porque libera la imaginación.

-Medita y enfoca tu rumbo. Meditar elimina estrés y produce paz. Una mente en paz se domina mejor.

-Haz ejercicios, suelta endorfinas.

-Agradece a la vida, pero reclámale y lucha por lo que deseas y mereces.

-Responsabilízate de tus actos, porque si no, la mente ira por un lado y tus acciones por otro.

-Come saludablemente, para que tus células se reproduzcan sanas.

-Duerme bien. Apaga los equipos electrónicos, incluyendo tu teléfono.

-Aléjate de las malas compañías y del ambiente insano.

-Lucha por ser una mejor versión de ti mismo. Enfócate en ti, nadie enfocado en intereses ajenos fortalece su mente.

-Sonríe y haz que los demás también sonrían. Nada vigoriza más la mente que una sonrisa alegre y sincera.

Son consejos efectivos y fáciles de llevar a la práctica. Recuerda a John Forbes Nash y vive convencido de que quienes dominan su mente, sellan su propio destino.

www.IsmaelCala.com