• Caracas (Venezuela)

Ambiente

Al instante

Chimpancés valoran vínculos de clanes enemigos en conflictos

 Para realizar este estudio, los investigadores seleccionaron dieciséis chimpancés salvajes del bosque de Budongo | Archivo

Para realizar este estudio, los investigadores seleccionaron dieciséis chimpancés salvajes del bosque de Budongo | Archivo

La investigación indica que los chimpancés son conscientes del impacto que pueden tener sobre ellos los vínculos que unen a los individuos de otros clanes a los que se enfrentan, y que los recuerdan a través del tiempo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio demuestra que los chimpancés utilizan sus conocimientos de las relaciones sociales de los grupos enemigos en situaciones de conflicto, según el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, en Alemania.

La investigación indica que los chimpancés son conscientes del impacto que pueden tener sobre ellos los vínculos que unen a los individuos de otros clanes a los que se enfrentan, y que los recuerdan a través del tiempo.

Para realizar este estudio, los investigadores seleccionaron dieciséis chimpancés salvajes del bosque de Budongo, en Uganda, en dos experimentos separados en los que se utilizaron locuciones de chimpancés tanto agresivas como amistosas de clanes diferentes.

Dos horas después de que un sujeto atacase o fuera atacado por un oponente, los investigadores simularon la llegada de un tercer individuo que no había estado presente en la pelea mediante la reproducción de sus gritos en las inmediaciones.

La reacción del sujeto analizado, grabada en vídeo, variaba según la relación que unía al autor de los gritos y al que había estado en la pelea.

"Los sujetos miraban durante más tiempo hacia el altavoz y tendían más a alejarse de él si los gruñidos provenían de un familiar de su oponente", explica en un comunicado el doctor Roman Wittig, que lideró la investigación.

En el segundo experimento, los investigadores emitieron llamadas amistosas de un pariente del chimpancé enemigo noventa minutos después de que la pelea tuviera lugar, y una hora después, gruñidos agresivos del mismo individuo.

La conclusión fue que "los sujetos no se muestran en contra del emisor de la llamada per se, sino de su presencia después de una pelea con un pariente suyo, ya que sólo mostraban aversión si la llamada era agresiva", concluye Wittig.

"Investigamos si los chimpancés pueden vincular dos situaciones de agresión que involucran a dos oponentes diferentes por la relación que hay entre ellos, incluso si las dos situaciones se han dado en momentos diferentes", añade.